Cocina & Salud > Fitoterapia

El fucus

Alga Fucus
Es un alga marina que crece en los acantilados de las costas del norte del océano Atlántico, desde Groenlandia hasta las islas Azores.

Es conocida y apreciada sobre todo por sus propiedades anticelulíticas y antiobesidad, observándose ya resultados a los 15 días de comenzar su utilización.

También se la conoce como Sargazo vejigoso por sus vejigas - del tamaño de aceitunas- llenas de aire que le permiten mantenerse a flote en agua.

Debe sus propiedades a varios principios activos como el ácido algínico y otros mucílagos, la fucoidina, la laminarina y diversos carotenoides (factores provitamínicos). También contiene aceite esencial y vitaminas A, B1, C, E y pequeñas cantidades de B12; sales minerales, especialmente de Yodo, Potasio y Bromo; proteínas y lípidos.

Nombre científico: Fucus vesiculosas L.

Certificado Fucus

Parte utilizada: Talo del alga.

Es un alga que contiene vitamina Bl, factores pro vitamínicos B12 y entre los minerales, el principal es el yodo, aunque también es rica en bromo, potasio, sodio, magnesio, hierro, manganeso, cloro, fósforo, azufre y silicio.

Sus contenidos en azufre la convierten en un alga reestablecedora de la piel, los carotenos permiten una mejora en la resistencia al sol.

Beneficios

Coadyuvante en regímenes de adelgazamiento.
Yodo: Estimula el metabolismo basal. Estimula la tiroides.
Mucílago: Hincha en el estómago (produce saciedad).

Aumenta la masa fecal (laxante mecánico).

Forma un gel que engloba numerosos nutrientes, disminuyendo la absorción de colesterol, triglicéridos y azúcares.

Es estimulante de la producción de colágeno, por lo que mejora la elasticidad, uniformidad y textura de la piel.

Anticelulítica: El yodo y los minerales se absorben por la piel, estimulan el metabolismo celular y eliminan grasa.

Propiedades

Absorbente y saciante: es capaz de absorber hasta 6 veces su peso en agua por lo que, al llegar al estómago, aumenta su volumen y produce el efecto saciante.

Retarda la absorción de los azúcares: puede emplearse como coadyuvante en la diabetes tipo II.

Hipolipemiante: disminuye el nivel de lípidos en sangre.

Ligeramente laxante: ejerce esta acción gracias a su contenido en mucílagos (laxante mecánico), al mismo tiempo que protege la mucosa intestinal.

Digestivo: absorbe parte del jugo gástrico disminuyendo así la acidez de estómago.

Nutritivo: es remineralizante por su contenido en sales minerales, poseyendo vitaminas y otros nutrientes que lo hacen muy valioso en las curas de adelgazamiento.

Estimulante de la glándula tiroidea: por su elevado contenido en yodo, imprescindible para que -junto con el aminoácido Tirosina- la glándula tiroides fabrique la hormona Tiroxina encargada de activar el metabolismo al favorecer impulsar la combustión de los nutrientes.

Emoliente: en uso externo, aplicado en forma de compresas de su decocción o en cataplasma del alga fresca, tiene efecto antiinflamatorio y emoliente (suavizante) facilitando la reducción del tejido adiposo.


Indicado para:
• Sobrepeso y obesidad.
• Celulitis (en forma de compresas o cataplasmas).
• Arrugas, estrías y flacidez de los tejidos (en forma de compresas o cataplasmas).
• Reumatismo y artritis.
• Hiperlipemias.
• Hipotiroidismo.
• Diabetes tipo II.

Volver arriba Volver al Inicio