Cocina & Salud > Fitoterapia

El alga Macrocystis Pyrifera

El alga Macrocystis Pyrifera
Las Algas cuentan con un potencial de nutrientes en equilibrio natural, que permite su absorción, equilibrando las deficiencias de los mismos, en diversos órganos y tejido. De esta manera las Algas se toman únicas.

La Macrocystis pyrifera que algas de la Patagonia presenta es una especie parda, extraída de las limpias y frías aguas del Canl Beagle. Suele alcanzar hasta 50 metros de longitud. Estas Algas forman verdaderos bosques marino, y sirven de sustrato a gran numero de moluscos, erizos, peces, etc.

En su base cuentan con una fijación grampon y con estiletes ( talo), del cual salen las laminas hacia la superficie del mar, en busca del sol y en constante movimiento, lo cual ayuda en parte a la oxigenación del mar. A pesar de que estas algas son consideradas de gran importancia en la industria, en nuestro país constituyen un recurso aun no aprovechado.

Su extracción se realiza en forma manual y son trasladadas para su secado en embarcaciones artesanales. Luego de permanecer colgadas en el secadero, al cabo de 5 a 7 días se encuentran listas para ser envasadas, reduciendo su peso entre 10 y 12 veces, y evitando su descomposición en el proceso de secado y por medio de la sal, que posee naturalmente.

Existen algunos indicios acerca de la acción antitumoral que poseen las algas pardas marinas. En nuestro país se han investigado los efectos que producen los extractos de algas sobre varios tipos de tejidos tumorales. Aplicados a ratones, se han obtenido resultados positivos con los extractos provenientes de Macrocystis pyrifera.

Son conocidos los efectos beneficiosos de los extractos de algas verdes, rojas y pardas para bajar el colesterol. También se han obtenido resultados positivos para estabilizar la presión sanguínea y se ha verificado su actividad antibiótica y antiviral.

Un aspecto interesante es su capacidad de prevenir el envenenamiento radioactivo.

Son bastante difundidas en la actualidad las aplicaciones de las algas en dermatología –como cicatrizantes y antiseborreicas-, para el tratamiento de lepra y thalassioterapia, y como componentes de dietas para adelgazar.

Existe además gran cantidad de antecedentes de uso de algas en medicina veterinaria, en varios casos producidos por profesionales de esa especialidad pertenecientes a los cuerpos de caballería del ejército argentino.

• Controla la obesidad al disminuir el apetito.
• Regula la glándula Tiroides normalizando el peso corporal.
• Es perfectamente asimilable por el organismo.
• Reduce la flatulencia y la constipación aguda.
• Purifica y limpia las arterias eliminando los sedimentos de sus paredes.
• Limpia y purifica el colon, expulsando numerosas sustancias tóxicas que se adhieren a las paredes interiores del intestino.

Es auxiliar contra todas las enfermedades producidas por deficiencia de sales minerales, así como un alimento que ayuda a la asimilación de sustancias esenciales.

El Macrocystis Pyrifera es una alga de color verde oscuro y sabor fuerte. Rica en vitaminas A, B, C, y E; minerales entre ellos el yodo (tiene un efecto normalizador sobre la glándula tiroides) que se encuentra en esta planta en grandes cantidades; además de sodio, hierro y azufre.

El Macrocystis Pyrifera esta considerado como uno de los alimentos más ricos en calcio orgánico y por ser un producto natural es perfectamente asimilable por el organismo. Contiene también ácido algémico, almidón, grasas, aceites, carbohidratos y fibra. Tiene un alto valor proteínico.

Posee gran riqueza de minerales, entre ellos destaca el yodo, sodio y hierro. Está considerado como un remedio contra la obesidad ya que disminuye el apetito pero al mismo tiempo, por sus múltiples características nutritivas es alimenticio. Actúa sobre la tiroides y tiende a regularizar sus funciones cuando ésta es hiperactiva o tiene poca actividad normalizando el peso de las personas ya sean obesas o delgadas. Entre las vitaminas que contiene está la riboflavina, la niacina y la colina. Contiene también ácido algémico, almidón, grasas y aceites.

El alga como alimento humano

Tal vez pueda resultarle extraño, el hecho de comer algas, pero debe saber que para los habitantes de ciertos países como Japón, China y Corea, el alga forma una parte importante en la dieta diaria. El exceso de grasas, colesterol y calorías en nuestra alimentación occidental, promueve la búsqueda de nuevas alternativas alimenticias, y que se vuelva la vista hacia las costumbres nutricionales orientales. Por otra parte hay estadísticas que indican que en estos países existe un menor índice de muerte por infarto y enfermedades coronarias, y sin duda esto se debe a que tienen una alimentación sana.

Pero más allá de estas estadísticas, podríamos señalar que estos vegetales marinos contienen abundantes vitaminas, minerales, proteínas y una mínima cantidad de grasas, transformándolo en un alimento ideal en dietas para adelgazar. Poseen vitaminas A, B1, B12, C y vitamina E, asimismo, son mucho más ricas que los vegetales terrestres en minerales como Yodo (que garantiza el equilibrio de las glándulas endocrinas), Hierro (encargado de evitar la anemia), Calcio (para fortificar los huesos, uñas, piel y cabello), Fósforo, Potasio, Cobalto y Magnesio.

Además, podemos destacar la riqueza en clorofila que poseen las algas, que activa las enzimas del cuerpo que intervienen en la asimilación de nutrientes para transformarlos en energía, ayuda a purificar la sangre e incrementar la formación de hemoglobina, evita la contracción de los vasos sanguíneos y aumenta el rendimiento muscular y nervioso.

Macrocystis pyrifera

Macroalga parda, conocida vulgarmente con el nombre de "Cachiyuyo".

Plantas erectas, de color pardo, de grandes dimensiones de hasta 35 - 40 m de largo, diferenciadas en grampón, estípite y expansiones laminares. El grampón de adhesión es de diferente tamaño según la edad de la planta, de donde nacen numerosas frondas erectas, denominadas también guías. Éstas, constituidas por un largo estípite cilíndrico, presentando a intervalos irregulares y unilateralmente abundantes expansiones laminares diferenciadas en vegetativas y fértiles. Las fértiles se desarrollan sólo en la porción basal de los estípites, y se las denomina esporofilos. En cambio, las vegetativas se presentan a lo largo de todo el estípite y son lanceoladas, de 80 cm de largo, de superficie rugosa, con bordes dentados, con un pequeño flotador basal y un corto pedicelo, constituyendo estas frondas vegetativas el dosel de las plantas.

Las plantas son perennes. Adheridas al sustrato rocoso. Abundantes plantas forman, en el submareal inferior hasta 30 m o más de profundidad y conjuntamente con otras macroalgas. los denominados "bosques de Macrocystis" por la dominancia de esta especie.

Estos bosques se presentan a lo largo de toda la costa de Tierra del Fuego e Isla de los Estados.

¿Como preparar el alga Macrocystis pyrifera?

De manera rápida y para no perder valores protéicos se la puede picar con máquina doméstica o manualmente hasta conseguir un tamaño similar al del orégano.

Otra manera en la cual se vuelve muy operativa para su uso es colocándo en horno bien caliente, láminas y estipetes durante 4 / 6 minutos, hasta que consigan un color pardo. Se pueden, posteriormente, moler con la mano, de esta manera se puede consumir en caldos o salsas.

Propiedades nutritivas

Respecto a su composición nutricional cabe destacar su aporte de fibra y de minerales tales como yodo, calcio, hierro, magnesio y manganeso. Es baja en calorías y grasas y contiene proteínas de buen valor biológico (en torno a 11,26 g por cada 100 gramos) e hidratos de carbono complejos (8,67 g/100 g).

Resulta un complemento alimenticio de especial interés en los siguientes casos:
Dietas de control de peso. Por su aporte de fibra (saciante) y bajo contenido de grasas.
Dietas de control de colesterol. La fibra arrastra parte del colesterol junto con las heces, contribuyendo a reducir sus niveles en sangre.
Estreñimiento. La fibra aumenta el volumen de las heces y facilita su evacuación.
Prevención de bocio. Por su alto contenido de yodo (490 microgramos/100 gramos).
• Para aquellas personas que quieren enriquecer su dieta con nuevos sabores e ingredientes de buen valor nutritivo.

Inconvenientes de su consumo: Dado su elevado contenido de sodio (3460 mg/100 g), su consumo no está aconsejado en caso de hipertensión y por su alto aporte de yodo, en personas que sufren de hipertiroidismo.

Volver arriba Volver al Inicio