Dietas & Nutrición > Nutrición

Alimentación: la importancia del Zinc

Alimentación: la importancia del Zinc
Las deficiencias de zinc son muy comunes. El uso de fertilizantes químicos ha disminuido el contenido de zinc de los suelos agrícolas. Además el zinc se pierde durante el procesamiento de los alimentos.

Este mineral participa directamente en la curación de tejido, infecciones y lesiones del cuerpo.

El zinc es sumamente importante para el crecimiento físico, sistema reproductor, inmunológico, endocrino y la sustancia liquida. La falta de zinc afecta directamente las funciones del sistema inmunológico, perdiendo el equilibrio de la inmunidad. Cualquier evento que implique la ruptura o el gasto rápido de células -como en el desgaste proteico, las lesiones o las operaciones - hace que el cuerpo expulse hasta cinco veces la cantidad normal de zinc.

¿Es el zinc un supernutriente?

Este mineral está presente en todo nuestro cuerpo. Se encuentra en cada célula. Este componente es necesario para la síntesis del ADN (material genético) y la regeneración de los tejidos, razón por la que es un elemento clave para un crecimiento y desarrollo. El zinc es un componente esencial de más de cien enzimas que participan en la digestión y el aprovechamiento de las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono, y está estrechamente relacionado con la producción de energía. Además, el zinc fortalece el sistema inmunológico y, por este motivo, su potencial para combatir las infecciones y cicatrizar las heridas ha suscitado un interés considerable.

El zinc es un factor vital en el crecimiento muscular, ahorro proteico y curación de lesiones.

Minerales para la belleza: Zinc y Selenio



Aliado para la curación

Según muchos estudios los suplementos de zinc aceleran la curación. El zinc es enviado al lugar de la lesión para participar directamente en la curación y el crecimiento del tejido dañado. Las incisiones quirúrgicas se cierran antes y de forma más limpia cuando hay abundancia de zinc. Este mineral también potencia el sistema inmunológico y ayuda a prevenir las infecciones.

Entre los beneficios que aporta este producto se encuentra la mejora de las funciones mentales en niños y personas de edad avanzada, la regulación del apetito y la promoción del crecimiento y desarrollo. Además es un excelente suplemento para deportistas.

El déficit de Zinc puede llevar a distintas enfermedades:

Epilepsia, esquizofrenia y otras alternaciones psíquicas, diabetes, adenoma de próstata, cataratas, enfermedades coronarias, del cerebro y resto del sistema nervioso, alteraciones del sistema inmunológico, úlceras, osteoporosis, fatiga crónica, pérdida del apetito, etc.

Cicatrización de heridas:

Los suplementos de zinc resultan útiles en el tratamiento de problemas cutáneos como las úlceras en las piernas, pero sólo en aquellas personas cuyos niveles iniciales de zinc son bajos. Las pomadas a base de zinc aplicadas directamente sobre la herida resultan más eficaces que los suplementos a la hora de reducir la infección y estimular la cicatrización. Actualmente, el zinc es un elemento muy común en las cremas para el acné y en los champúes para las afecciones del cuero cabelludo por sus propiedades cicatrizantes.

Funciones en la que interviene

• Colabora con el correcto funcionamiento de la glándula prostática y el desarrollo de los órganos reproductivos
• Previene el acné al regular la actividad de las glándulas sebáceas
• Interviene en la síntesis proteínas
• Interviene en la síntesis de colágeno
• Intervienen la respuesta frente al estrés
• Promueve la cicatrización de heridas
• Intensifica la respuesta inmunológica del organismo
• Es protector hepático
• Es fundamental para formar los huesos
• Forma parte de la insulina
• Es un potente antioxidante natural ya que es un componente de la enzima antioxidante superoxidodismutasa
• Aumenta la absorción de la vitamina A
• Interviene en el normal crecimiento y desarrollo durante el embarazo, la niñez y la adolescencia
• Ayuda a mantener los sentidos del olfato y del gusto
• Ayuda a mantener las funciones oculares normales

¿Quiénes pueden necesitar refuerzos de zinc para prevenir su deficiencia?

• Mujeres durante el embarazo y la lactancia
• Infantes y niños
• Personas desnutridas o malnutridos (anorexia nerviosa)
• Personas con diarrea crónica
• Inflamación crónica
• Estrés oxidativo
• Individuos con síndrome de malabsorción: enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa
• Personas que padecen resfríos y neumonía
• Alcohólicos
• Deportistas
• Pacientes sometidos a cirugía gastrointestinal
• Vegetarianos
• Ancianos

Referencia:

- Shankai AH. Zinc y función inmune. Bases biológicas de una alterada resistencia a la infección. Am J Clin Nutr. 1998;68:(Suppl 2):4463-75.
- Lastra MD, Pastelin R, Camacho A, Monroy B, Aguilar AE. Zinc intervention on macrophages and lymphocytes response. J Trace Elements Med Biol. 2002;15:5-10.
- Al Maroof RA, Al Sharbattli SS. Serum zinc levels in diabetic patients and effect of zinc supplementation on glycemic control of type 2 diabetic. Saudi Med J. 2006;27:344-50.
- Black R.E. (1998). Therapeutic and preventive effects of zinc on serious childhood infectious diseases in developing countries. American Journal of Clinical Nutrition68:476S-479S
- Caruso T.J. et al. (2007). Treatment of naturally acquired common colds with zinc: a structured review. Clinical Infectious Diseases 45:569-574
- Lansdown A.B. et al. (2007). Zinc in wound healing: theoretical, experimental and clinical aspects. Wound Repair and Regeneration 15:2-16
- Wuehler S.E. et al. (2005). Use of national food balance data to estimate the adequacy of zinc in national food supplies: methodology and regional estimates. Public Health Nutrition 8:812-819.

Volver arriba Volver al Inicio