Warning: embed_me.html could not be embedded. La Importante Vitamina C Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

La Importante Vitamina C

.
1
Subtítulos
Enemigo del Cancer
¿En que Padecimientos puede ser util?
La vitamina C protege contra la bronquitis y el asma
La vitamina C como antídoto contra la infertilidad masculina
Otros estudios sobre sus propiedades curativas
-
-
La vitamina C es fundamental para nuestra salud. La clave de la vitamina C es la cantidad.

Necesitamos un gramo completo (1,000 mg. o casi 17 veces la RDA) para la prevención de enfermedades.
Veamos un resumen de las propiedades de la vitamina C, de acuerdo con las investigaciones más recientes:

  • Protege contra las infecciones (mata bacterias, virus, etc.)
    Fortalece los mecanismos inmunitarios, especialmente apoya a los glóbulos blancos, a los anticuerpos y al interferón.
  • Combate eficazmente la gripa, las alergias, el asma, la bronquitis y demás problemas respiratorios.
  • Ayuda a neutralizar y a eliminar todo tipo de toxinas acumuladas en el organismo.
  • Se ha utilizado en dosis altas para los pacientes con SIDA (en tubos de ensayo inhibe la replicación del VIH.
  • Es fundamental para resistir el estrés, pues es el nutriente principal para las glándulas suprarrenales.
  • Ayuda a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en la sangre y a proteger las arterias del daño provocado por la elevación de los niveles de azúcar.

Protege de múltiples formas la salud cardiovascular:

  • Controla la presión arterial.
  • Eleva el colesterol “bueno” (HDL).
  • Reduce el colesterol “malo” y el Lp (a) otro lípido “nocivo”.
  • Inhibe la oxidación del colesterol LDL, impidiendo que obstruya las arterias.
  • Limpia las arterias de depósitos grasos.
  • Fortalece y flexibiliza las paredes de los vasos capilares.
  • Reduce el riesgo de sufrir espasmos vasculares que pueden generar infartos.

Diversas Propiedades

  • Es un nutriente que aumenta los niveles del glutatión, nuestro antioxidante maestro, regenera la vitamina E y estimula diversas enzimas destructoras de radicales libres.
  • Protege las encías contra la inflamación.
  • Es un antioxidante a nivel ocular y previene de la formación de cataratas y disminuye la presión intraocular en el glaucoma.
  • Ayuda a eliminar el ácido úrico.
  • Ayuda a la formación del colágeno, un tejido importante a nivel de todo el cuerpo. Por ser un buen antioxidante y formar colágeno la vitamina C combate las arrugas.
  • Acelera la cicatrización.
  • Puede disminuir hasta en un 350% el proceso de formación de cálculos biliares.
  • Es útil (en megadosis) para tratar a personas drogadictas y evitar el síndrome de abstinencia.
  • Las personas que consumen más vitamina C viven más que aquellas que consumen menos.

Enemigo del Cancer

  • Previene la formación de sustancias cancerígenas.
  • Impide los daños del material genético (ADN) provocado por los radicales libres.
  • Evita la actividad cancerígena de los virus y los genes.
  • Regula y refuerza la inmunidad.
  • Retarda el desarrollo de tumores.
  • Inclusive, resulta útil y eficaz para el tratamiento del cáncer.

En una palabra: “la vitamina C tiene numerosos efectos en distintas
actividades biológicas, quizá más amplios que cualquier otro nutriente” (Instituto Nacional del Cáncer de los USA).

¿En que Padecimientos puede ser util?

Michael T. Murray (1996) menciona los siguientes padecimientos como enfermedades en las cuales puede ser útil consumir vitamina C:

Asma. Ateroesclerosis. Enfermedades autoinmunes. Cáncer. Candidiasis. Fragilidad capilar. Cataratas. Displasia cervical. Enfermedad de Chron. Catarros. Enfermedad coronaria. Diabetes. Eczema. Fatiga y fatiga crónica. Enfermedades de la vesícula biliar. Gingivitis. Osteoartritis. Enfermedad periodontal. Enfermedad vascular periférica. Artritis reumatoidea. Lesiones del deporte. Glaucoma. Hepatitis. Herpes simple y herpes zoster. Presión arterial elevada. Infecciones. Infertilidad. Degeneración macular. Menopausia. Prolapso de válvula mitral Esclerosis múltiple. Enfermedad de Parkinson. Úlceras pépticas. Preclamsia. Úlceras cutáneas. Cicatrizaciones.

La vitamina C protege contra la bronquitis y el asma

El Dr. James Duke (1997) especialista en herbolaria de fama mundial y colaborador durante muchos años del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, señala que la revisión de 40 estudios demuestra que la vitamina C en dosis de 1000 mg. al día ay uda a prevenir ataques de asma, broncoespasmos, infecciones respiratorias, congestión nasal, ojos llorosos y demás síntomas alérgicos.

La razón de tal efecto es que la vitamina C inhibe la liberación de la
histamina, sustancia generada por el cuerpo que a su vez desencadena las reacciones alérgicas.

El Dr. Joel Schwartz, miembro del Organismo Estadounidense para la
Protección del Medio Ambiente, en un estudio realizado con 9000 adultos demostró que aquellos individuos que consumían 300 mg. de vitamina C al día, proveniente de los alimentos, tenían un riesgo 30% menor de contraer bronquitis crónica en comparación con quienes sólo consumían 100 mg. al día, y lo mismo ocurría con el riesgo de sufrir asma y sibilancias.

Como es sabido los fumadores desgastan rápidamente la vitamina C, pues el cuerpo la utiliza para protegerse de los tóxicos del cigarro, de modo que un fumador debería consumir el triple o más de vitamina C de lo que una persona no fumadora. Pero también la vida moderna con altos niveles de estrés y elevada exposición a tóxicos medioambientales agota más rápido nuestras reservas de vitamina C.

Según el Dr. Schwartz, la vitamina C actúa de varios modos para proteger a los pulmones:

  • Es un poderoso antioxidante (los radicales libres pueden generar inflamación).
  • Acelera el metabolismo de la histamina, sustancia generada por el cuerpo que participa en las reacciones alérgicas y que genera espasmos bronquiales.
  • Promueve la producción de prostaglandinas antiinflamatorias.

La vitamina C como antídoto contra la infertilidad masculina

Múltiples investigaciones han demostrado que la deficiencia de vitamina C ocasiona diversos efectos deletéreos a los espermatozoides:

  • Disminución en la cantidad de espermatozoides producidos.
  • Baja movilidad de los espermatozoides.
  • Aglutinación de los espermatozoides.
  • Daños congénitos de los espermatozoides.

Todo lo cual incrementa los índices de infertilidad y el riesgo de daño congénito del feto.

De acuerdo con las investigaciones del Dr. Harris y sus colaboradores, de la facultad de Obstetricia y Ginecología de la Escuela Médica de la Universidad de Texas, en Galveston, los tóxicos medioambientales tienden a depositarse, a largo plazo, en los tejidos de las glándulas seminales, encargadas de la producción de los espermas, generando escasez de vitamina C en los espermatozoides, pues el cuerpo utiliza dicha vitamina para neutralizar los tóxicos. En un estudio con 40 hombres infecundos, realizado por este equipo de investigadores, dosis diarias de 200 mg. o de 1000 mg. de vitamina C, resolvieron el problema.

La dosis mayor actuaba más pronto.

En la Universidad de California en Berkeley, el Dr. Bruce Ames observó en un grupo de 24 muestras de esperma, deficiencia de vitamina C en 15 y daño genético en 8 de esos 15.

Pero lo interesante fue que la mayoría de esos 8 pacientes pudieron protegerse del daño genético (que implica el riesgo de dar paso a defectos congénitos en el feto) a través del consumo de 1 naranja al día (equivalente a unos 70 mg. de vitamina C).

Este investigador observó que el daño genético a los espermatozoides comenzaba cuando el consumo diario de vitamina C proveniente de los alimentos caía ligeramente por debajo de 60 mg. al día.

La dosis necesaria de vitamina C necesaria para proteger a los
espermatozoides puede variar enormemente según el grado de toxemia y de estrés al cual esté expuesto un individuo. Un fumador, por ejemplo, puede necesitar el triple que una persona no fumadora.

Otros estudios sobre sus propiedades curativas

Un vasodilatador natural

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, propone que el consumo de la vitamina C puede incrementar la producción corporal de nitroglicerina, una poderosa sustancia capaz de relajar y dilatar los vasos sanguíneos. La nitroglicerina se utiliza en la cardiología moderna.

Un antiviral natural

En la Universidad de Florida se llevó a cabo un estudio con voluntarios que fueron infectados con el virus de la rubéola inoculado por la nariz. El 50% de estos voluntarios eliminó totalmente de su dieta el consumo de cítricos y de complementos, y el otro 50% consumió 1 litro de jugo de naranja al día (equivalente aproximadamente a 300 mg. de vitamina C).

La diferencia entre ambos grupos fue notoria: aquellos que consumieron el jugo de naranja presentaron menos síntomas en el sistema respiratorio y produjeron más rápidamente los anticuerpos contra el virus. El equipo de científicos que realizó el estudio atribuyó este efecto al aporte de vitamina C y de compuestos antivirales desconocidos (Carper, 1994).

Cáncer de estómago

En los Estados Unidos el número de muertes producidas por el cáncer de estómago es actualmente menor que a comienzos del siglo pasado. Los científicos atribuyen esta diferencia al incremento con el consumo de frutas gracias a la posibilidad de disponer de frutas todo el año gracias a la refrigeración. Es muy probable que la vitamina C sea la responsable de este efecto protector. Sabido es que dicha vitamina neutraliza las nitrosaminas, un tipo de carcinógenos muy potentes que se asocian con el cáncer de estómago y que provienen sobretodo de las carnes frías.

Cáncer del seno

En un metaanálisis, que consistió en la revisión de 12 importantes estudios sobre dieta y cáncer de seno, realizado por el Instituto Nacional del Cáncer de Canadá, el consumo de alimentos ricos en vitamina C ocupó el primer lugar en la protección contra el cáncer de seno. La vitamina C demostró ser tan importante que ¡resultaba peor consumir poca vitamina C que comer mucha grasa!.

Pero si a un alto consumo de alimentos ricos en vitamina C se aunaba un bajo consumo de grasa saturada (lácteos y carne) la protección resultaba aún mayor:

  • Un consumo diario de 380 mg. de vitamina C podía reducir hasta un 16% el riesgo de sufrir cáncer de seno.
  • La disminución del consumo de grasa saturada (restringirla al aporte de 9% del total de la dieta) disminuye un 10% el riesgo de sufrir cáncer de seno.
  • ¡Pero si se combinan ambos factores el riesgo cae en un 24%!.
    Un estudio italiano confirmó estos datos al observar que el consumo de verduras verdes ricas en vitamina C, betacaroteno y otros carotenoides protegía fuertemente contra el cáncer de seno: el riesgo era un 30% menor en las mujeres que consumían ese tipo de verduras todos los días en comparación con quienes las consumían en menos cantidades.

Dosis

Los autores actuales recomiendan el consumo regular de 750 a 1000 mg. (3 o 4 caps.) al día de vitamina C en forma de complementos, de manera preventiva. Dosis muy altas son necesarias según los tipos de padecimientos.

Efectos Secundarios

Mucho se ha discutido al respecto, pero no existe evidencia sólida de que el consumo de complementos de vitamina C genere efectos secundarios lesivos.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-