Warning: embed_me.html could not be embedded. Alimentación y Úlcera Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Alimentación y Úlcera

.
1
Subtítulos
Alimentos permitidos
Alimentos limitados
La dieta varía en función de la persona y de la evolución de la enfermedad.

Ulcera en etapa aguda o en la que se manifiestan sus síntomas (necesita de una alimentación bajo control de especialistas), úlcera en etapa de remisión o de evolución favorable y úlcera en fase de estado (cuando no hay síntomas).

En este apartado, tan sólo se hará referencia a la úlcera en etapa de remisión o de evolución favorable.

En líneas generales se recomienda:

Fraccionar la alimentación en 3 ó 4 tomas al día según horarios (desayuno, comida, merienda y cena). Algunas personas dicen sentirse mejor si realizan tomas repetidas de pequeño volumen cada 2/la-respuesta-dietetica horas (efecto neutralizante y reductor de la distensión gástrica). Determinar en cada caso el volumen y frecuencia de cada toma.

Evitar los alimentos que son de textura fibrosa, aquellos que son irritantes de la mucosa gástrica y que aumentan las secreciones ácidas gástricas, así como los que crean molestias, aunque lo adecuado es intentar reincorporarlos pasado un tiempo en la alimentación para evitar restringir la dieta más de lo necesario

En fase de estado se aconseja que la dieta sea lo más variada posible y de acuerdo con las recomendaciones de alimentación equilibrada.

Distribuir la alimentación en tres o cuatro tomas (desayuno, comida, merienda y cena). Se puede incluir una colación a media mañana, según horarios.

No ingerir comidas abundantes, pesadas o copiosas, comer lentamente y masticar bien.

No comer alimentos sólidos o líquidos justo antes de ir a la cama, dejar pasar al menos dos horas.

No es aconsejable la toma frecuente de lácteos (véase 'alimentos aconsejados').

Preferir alimentos jugosos que apenas precisan grasa ni cocción prolongada.

No incluir temporalmente los alimentos ricos en fibra (verduras y legumbres cocinadas enteras, cereales integrales, frutos secos y frutas secas).

Excluir los alimentos muy salados o condimentados y las conservas en escabeche.

Sustituir el café, el descafeinado y el té (estimulan la secrección gástrica) por achicoria, malta o infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, etc.), excepto de menta piperita si hay reflujo, ya que relaja el esfínter del esófago.

No tomar bebidas gaseadas.

No consumir cantidades excesivas de azúcar.

En algunas personas que padecen acidez los derivados del tomate (salsas) y el zumo de cítricos pueden causarles molestias.

Evitar los alimentos muy calientes o muy fríos ya que provocan irritación.

Progresivamente incluir alimentos nuevos hasta llegar a una alimentación normal (fase de estado) y de acuerdo a las indicaciones de dieta equilibrada.

Alimentos aconsejados

Leche y lácteos: No es aconsejable durante la etapa de remisión la toma frecuente de lácteos debido a que aumentan la secreción de ácido gástrico a las 2/la-respuesta-dietetica horas tras su ingesta. Esta es una recomendación temporal, por lo que no hay que preocuparse por un posible déficit de calcio, ya que en fase de estado, la dieta deberá incluir de nuevo la cantidad adecuada de este grupo de alimentos.

Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Carnes con poca grasa, pescado blanco y azul cocinado con poca grasa, huevos revueltos o en tortilla o escalfados o pasados por agua, fiambre de pollo o pavo.

Cereales, patatas y legumbres: Todos salvo los indicados en "alimentos limitados". En relación con las legumbres, se aconseja cocinarlas sólo con arroz o patata y verduras, y si aún así no sientan bien, pasarlas por el chino o el pasapurés para eliminar los hollejos y mejorar su digestibilidad y tolerancia.

Verduras y hortalizas: Suelen sentar mejor los purés que las verduras cocinadas enteras.

Frutas: Frescas muy maduras no ácidas, batidas, asadas, en compota o en puré

Bebidas: Agua, caldos diluidos e infusiones suaves (salvo las indicadas en alimentos limitados)

Grasas: Aceite de oliva y semillas (girasol, maíz, soja...), mantequilla y margarinas vegetales, en crudo se toleran mejor.

Alimentos permitidos
(consumo moderado y ocasional)

Leche y lácteos: Leche entera o total o parcialmente desnatada -según necesidades-, yogures, cuajada, quesos poco maduros o fermentados, quesos fundidos, petit suisse, mousse de yogur, natillas, flan, batidos y postres lácteos (excepto de chocolate).

Carnes semigrasas, jamón york y serrano magros

Cereales: Cereales de desayuno no integrales, azucarados o con miel, según tolerancia individual

Bebidas: Agua, caldos, infusiones y zumos, bebidas refrescantes no azucaradas.

Otros productos: Mermeladas, bollería y repostería sencillas (las que en composición más se parecen al pan: bollo suizo, bizcochos de soletilla) y gelatina de frutas, mayonesa ligera.

Alimentos limitados
(consumir de forma esporádica o en pequeñas cantidades)

Leche y lácteos: Leche condensada, quesos fuertes (grasos, muy maduros o fermentados).

Carnes grasas, fibrosas como el conejo, carne cocida dos veces o muy condimentada, embutidos grasos y vísceras, huevos duros, pescados en escabeche o en salazón (bacalao, arenques).

Cereales: Pan fresco recién horneado tipo baguette (fermenta en el estómago y crea molestias), cereales integrales, muesli (con frutos/as secas), galletas rellenas o bañadas con soluciones azucaradas o chocolate, etc.

Legumbres: Cocidas con tocino, chorizo..., según la tolerancia de cada persona.

Verduras: Evitar las flatulentas (col, coliflor, repollo, coles de Bruselas, alcachofas, cebolla y pimiento en crudo, etc.) y las ensaladas, aunque depende de la persona, ya que lo que a unos sienta bien a otros no y viceversa.

Frutas: La fruta no madura y cruda, frutas ácidas, fruta en almíbar, frutas desecadas, frutas confitadas.

Bebidas: Café, descafeinado y té, bebidas con extractos de café o de guaraná, bebidas con chocolate, bebidas con gas y todas las bebidas alcohólicas (irritan la mucosa gástrica y aumentan la acidez).

Grasas: Café, descafeinado y té, bebidas con extractos de café o de guaraná, bebidas con chocolate, bebidas con gas y todas las bebidas alcohólicas (irritan la mucosa gástrica y aumentan la acidez).

Otros productos: Extractos para sopas en cubitos, caldos concentrados, miel, fritos grasos, pastelería y repostería, chocolate, frutos secos, salsas picantes, helados y sorbetes (el contraste de temperaturas frío-caliente, irrita la mucosa digestiva.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-