Cocina & Salud > Cocina

Técnicas de cocción más saludables

Técnicas de cocción más saludables
Saber como cocinar más saludable es una forma más consciente de sacar partido a los alimentos. Aquí te detallamos cuales son las mejores.

Cocinar de una forma más consciente con nuestra salud es importante para sacar el máximo partido a los alimentos, y es que algunas pequeñas modificaciones pueden hacer que nuestros platos sean mucho más saludables.

En este sentido, no solo es importante escoger aquellos alimentos que pueden tener mayores propiedades y beneficios para el organismo sino que además deberemos tener en cuenta cuáles son las técnicas de cocción de las que debemos olvidarnos y cuáles son aquellas que deberíamos comenzar a utilizar. Si quieres conocer algunas de ellas para comenzar a adaptarlas atiende a nuestro artículo… ¡Y renueva tus costumbres!

Papillote

De origen francés, esta técnica culinaria consiste en el simple hecho de envolver los alimentos en papel de aluminio (también en hojas de parra o de lechuga si lo preferimos) y cocinarlos al horno.

Puede hacerse con prácticamente cualquier alimento y proporcionará ventajas a nivel gustativo y de salud: se potencia el sabor de los alimentos, no se ensucia la cocina y hace que se mantengan casi todos los nutrientes (sobre todo vitaminas y minerales) sin necesidad de añadir grasas o aceites.

Wok

Esta técnica asiática consiste en cocinar los alimentos en una sartén profunda y ovalada que ayudará a ganar tiempo y a potenciar los alimentos de forma saludable: la alta temperatura permite que se ‘selle’ el exterior dejando los alimentos tiernos en el interior, utilizando el mínimo de aceite (motivo por el que se distingue de los fritos) y con la posibilidad de cocinar también al vapor.

Puede utilizarse para cocinar pescados, verduras, carnes y muchos otros alimentos siempre que estén cortados a pequeños trocitos.

Al Vapor

Aunque también es de origen oriental, lo recordamos en casa de toda la vida: se trata de la técnica que coloca una especie de rejilla dentro de una olla con agua hirviendo (en el fondo, por debajo de la rejilla) con cuyo vapor se prepararán los alimentos.

Entre los beneficios de esta técnica se encuentra el hecho de que no debemos utilizar grasas o aceites para cocinar, que se conserva el aspecto de los alimentos, su sabor y su aroma y que además prácticamente no perderán las propiedades de sus vitaminas y minerales.

Tips útiles

• El calor de la cocción destruye vitaminas, por ello es conveniente consumir como mínimo, una ración de verduras y hortalizas crudas al día.

• Para mantener el valor nutritivo de las verduras es mejor cocinarlas al baño maría o al vapor, ya que si las hervimos, diluimos parte de sus sales minerales. Si se utiliza la técnica del hervido, se recomienda utilizar poca cantidad de agua.

• Es más sano consumir las frutas y hortalizas con su piel, bien lavadas.

• Los huevos deben cocinarse en agua hirviendo por un tiempo mínimo de 10-12 minutos.

• Cuanto mejor cocinemos las carnes, las aves y los pescados, menor será el riesgo de ingerir bacterias que nos causen una intoxicación alimentaria.

• Las técnicas de cocción más saludables para las carnes son la plancha, el asado y el hervido, porque no necesitan el uso de grasas.

• Para obtener una fritura más saludable debemos: utilizar abundante aceite de oliva, introducir el alimento cuando el aceite esté bien caliente y al final, colocar al alimento sobre un papel absorbente.

• No es conveniente mezclar diferentes tipos de aceites y tampoco utilizar muchas veces el aceite de la fritura.

Volver arriba Volver al Inicio