Dietas & Nutrición > Dietas

Tácticas para controlar el peso

Tácticas para controlar el peso
Muchas personas terminan gastando dinero en dietas de moda, sin embargo, estas modas pasajeras continúan llegando y regresando. ¿Que debo tener en cuenta para estar en peso?

Los factores subyacentes para la crisis de obesidad son muchos, e incluyen: un estilo de vida cada vez más sedentario, interrupción de los horarios de comida tradicionales y el consumo aumentado de alimentos de alta densidad y grasa; y dulces. Las dietas son un gran negocio. Muchas personas terminan gastando el dinero en dietas de moda, productos cuya eficacia no ha sido comprobada y trucos para bajar de peso que no sirven. Sin embargo, estas modas pasajeras continúan llegando y regresando.

“Es difícil resistir la tentación de bajar de peso fácil y rápidamente”, dice Dee Sandquist, dietista certificada y portavoz de la American Dietetic Association. “Esto es especialmente cierto para personas a quienes les cuesta trabajo hacer cambios que mejorarán su salud. Acaban haciendo dietas de moda que a la larga pueden afectar su salud”.

Enfocando la dieta

“La realidad es que ningún “súper-alimento” o dieta puede revertir el aumento de peso resultante de comer en exceso o de la inactividad. Y la gente rara vez sigue de forma constante las dietas de moda ya que no enseñan nuevos hábitos alimenticios y muchas requieren que se renuncie a los alimentos favoritos”, dice Sandquist. Ella ofrece los siguientes consejos para ayudarle a evaluar un producto, dieta o recomendación nueva:

•Si parece demasiado bueno, probablemente lo es – especialmente si la dieta o producto ofrece un “arreglo rápido”.
•Evite aquellos productos que garantizan una cura o los que promueven “ofertas por tiempo limitado”.
•Tenga cuidado con aquellos productos que describen ciertos alimentos como “buenos” o “malos”.
•Las dietas de moda quizás le exijan que evite ciertos alimentos o que elimine ciertos grupos alimenticios por completo. “Numerosos estudios acreditados realizados a través de los años han demostrado que es necesario mantener un buen balance y variedad en la alimentación para mantenerse saludable. Cualquier dieta que requiera renunciar a una categoría completa de alimentos y tomar suplementos para reemplazar sus nutrientes está, por definición, desequilibrada”, agrega Sandquist.
•“Con tan solo invertir una pequeña cantidad de tiempo en la Internet o en la biblioteca sabrá si el tipo de dieta o producto tiene una base científica y si se trata de una moda”, dice Sandquist. “¿Sabe si lo que afirma el producto está respaldado por un conjunto de investigaciones científicas en lugar de basarse en un solo estudio, o quizás en ninguno?"
•"Es obvio, si la respuesta a estas preguntas es ‘no’, que deben existir mejores opciones para desarrollar un plan de pérdida de peso saludable que se ajuste a sus necesidades”, afirma Sandquist. “Una consulta con un dietista certificado es el lugar perfecto para empezar. Un ‘plan personalizado’ le proporcionará un enfoque balanceado para tener éxito a largo plazo”.

Puntos básicos

1. Necesidades caloricas

Hacer régimen está frecuentemente asociado con este tipo de alimentos, tales como productos de bajo tenor de grasa y azúcar, donde los nutrientes más calóricos han sido reemplazados por ingredientes de bajo tenor de calorías. El control del peso corporal depende de la ecuación del equilibrio de la energía, es decir de la cantidad de energía que se pone dentro del cuerpo (calorías de los alimentos) contra la cantidad de energía que se gasta a través de la actividad física regular.

Ahora calcula el tuyo:

•Hombre: ____kilos x 24 = _______ Kcal. / día
•Mujer: ______kilos x 21,6 =______ Kcal. / día

•Si tu actividad es leve (salir a comprar, ir caminando al trabajo "20" minutos, subir 6 pisos al día, etc): Tu gasto aumenta 100 Kcal.
•Si tu actividad es moderada (trabajo en una fábrica en que hay esfuerzo físico, vas dos veces a la semana a nadar o bailar, si sales a caminar 1 hora al día): Tu gasto aumenta 200 Kcal.
•Si tu actividad es elevada(sales a correr todos los días, vas al gimnasio, o practicas algún deporte diariamente): Tu gasto aumenta 400 Kcal.

2. Raciones menores

Uno de los más tradicionales enfoques para la reducción de la ingestión de calorías es el de disminuir los tamaños de las raciones. Puede parecer fácil, pero la mayoría de las personas son llevadas a terminar sus comidas, o por lo menos lo que está en sus platos, lo que puede significar poco control, especialmente cuando se come fuera de casa.

3. Hábitos alimenticios

La tendencia de “comer en movimiento” ha aumentado realmente la cantidad de productos alimenticios que están disponibles para ser ingeridos al mismo tiempo que se está hacienda otra cosa, lo que ha interrumpido los horarios de comidas regulares. Infelizmente, las investigaciones han probado que las personas comen mucho más cuando piensan que se van a saltear una comida, y “comer en movimiento” y un estilo de vida desordenado puede transformarse en un círculo vicioso que contribuye a aumentar la ingestión total de calorías en la alimentación.

4. El control de saciedad y las precargas

Un estudio mostró que el consumo de colaciones o tentempies correcto, puede provocar un aumento de la saciedad y puede reprimir la ingestión de energía en las comidas siguientes.

Esto muestra que se puede continuar comiendo colaciones entre horas sin aumentar la ingestión de calorías totales. También destaca la importancia de la elección correcta del bocadillo. Otro estudios clínicos demostraron que si se consume el mismo número de calorías, pero dividido entre varias comidas menores, en vez de en una única y gran comida, los participantes se sienten más saciados y acumulan menos grasa. Esto muestra que es posible ingerir un bocadillo y “comer en movimiento”, sin aumentar la ingestión de calorías totales.

Se necesita un enfoque multidimensional para lograr el éxito en el control de peso, lo que incluye un cambio en los hábitos alimenticios, un conocimiento de lo que realmente se come en relación al contenido de calorías y cuantas calorías son realmente necesarias para la persona. Hasta un cierto punto, el uso de una precarga para control de la saciedad y reducción de la ingestión de calorías totales a través de la alimentación, puede ser de ayuda; aunque otro factor importante es el aumento de los niveles de actividad física.

Volver arriba Volver al Inicio