Cocina & Salud > Informes

¿Son importantes los complementos alimenticios?

¿Son importantes los complementos alimenticios?
Las píldoras, cápsulas, comprimidos y otras tisanas van en aumento: cada vez son más quienes los ingieren regularmente. ¿Qué son realmente estos productos? ¿Son milagrosos?

Hoy en día, dedicamos menos tiempo a las comidas, comemos de forma menos variada y consumimos más productos transformados que frescos y naturales. El resultado es que cada vez son mayores nuestras necesidades nutricionales (adicionando el estrés, la contaminación, el agotamiento, el tabaco, etc.).

Los complementos alimenticios están destinados a quienes quieren completar puntualmente su alimentación para contrarrestar un déficit o satisfacer una necesidad específica acrecida.

Son alimentos comercializados en diversa forma de cápsulas, cuyo fin es completar la alimentación habitual. En algunas ocasiones, más que complementar trabajan como reemplazos de nuestra pobre alimentacion en nutrientes.

Imagínese una verdura que adquirimos en un supermercado, ¿es fresca? ¿Contiene aun los nutrientes? Una naranja sigue siendo naranjas en términos de nutrientes o su conocida vitamina C, se quedo en el frigorífico o en la góndola del supermercado?

Los complementos de alimentacion son una fuente concentrada de nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, antioxidantes, fibras) u otras sustancias (plantas) que tienen un efecto nutricional o fisiológico. Deben satisfacer cada día al menos el 15% de las aportaciones nutricionales recomendadas de los nutrientes que contienen.

No son medicamentos

Mejoran el bienestar, nos alimentan. Están dirigidos para personas con buena salud que desean mantenerse. La alimentación consiste en proporcionar al cuerpo los nutrientes que necesita no sólo para estar en forma sino, ante todo, para vivir. y nuestra Alimentacion diaria no cumple ya ese objetivo. Debemos por tanto comer diariamente y en cantidad considerable, las tres principales clases de nutrientes, (hidratos de carbono, lípidos y proteínas) que nos darán energía y nos ayudarán a crecer y subsistir.

El organismo humano tiene un alto grado de complejidad con un sistema organizado de más de 60 trillones de células, cada una con una estructura única y requerimientos específicos de nutrientes para un adecuado funcionamiento.

Los nutrientes son las sustancia químicas contenidas en los alimentos. A partir de estas sustancia químicas, el organismo va a formar y reparar las estructuras corporales y regular los procesos metabólicos.

Por increíble que parezca, la inmensa mayoría de la población (sobre todo la población sedentaria) desconoce el significado de lo que es un suplemento o complemento nutricional deportivo. En el mundo en que vivimos todos parecen entender de deporte y nutrición, pero en el fondo sólo hablan de lo que oyen en círculos no muy preparados.

Un suplemento nutritivo es una sustancia (principio inmediato, vitamina o similar) que no sea droga nociva y que se suministra de manera concentrada a la dieta, para mejorar la salud o el rendimiento físico.

Alimento es cualquier sustancia natural o sintética que introducida en la sangre, nutre, repara el desgaste y da energía y calor al organismo, sin perjudicarlo ni provocarle pérdida de su actividad funcional.

Actualmente se está poniendo de manifiesto la necesidad cada vez mayor, de establecer una alimentación sana y equilibrada, para estar en buena forma. Nuestra forma de vivir ha evolucionado y con ello nuestra alimentación. Entre el trabajo, la familia, las comidas rápidas y las dietas adelgazantes, comer de manera equilibrada llega a ser un ejercicio difícil de alcanzar.

Además, factores externos como el estrés, ejercicio físico intenso, dietas, tabaco y polución pueden alterar nuestro equilibrio vitamínico y mineral. Si la alimentación es variada y equilibrada, bastará para obtener todos los nutrientes necesarios.

¿Qué son los complementos alimenticios y cómo funcionan?

La primera forma en que un complemento te puede ayudar a mejorar tu salud, construir músculo, perder grasa, etc. es simplemente compensando las deficiencias nutricionales, esto ha sido básicamente lo que la mayoría de los naturópatas, nutriólogos, dietistas, médicos, etc. han visto en los complementos como un método para proteger al cuerpo en contra de la deficiencias de vitaminas, minerales, proteínas, calorías, etc. Un ejemplo son los complementos vitamínicos que han sido muy usados durante décadas como método para prevenir enfermedades graves e incluso mortales causadas por deficiencias nutricionales.

La suplementación no es imprescindible, pero hay ciertos factores que aconsejan fuertemente su empleo:
• La calidad de los alimentos no está a la altura de lo que se pretende.
• Los procesos de envasado, almacenado, cocinado, destruyen gran parte de vitaminas, minerales, etc.
• Las necesidades de la población deportista está por encima de la media sedentaria.
• La cantidad y sobre todo la calidad de productos como la proteína necesaria para un entrenamiento con pesas es insuficiente en la dieta habitual.

El estilo de vida hace difícil una alimentación óptima para unos resultados igualmente óptimos en el rendimiento deportivo. Y en cualquier caso, están diseñados para mejorar nuestra salud, forma física y/o estética.

Otro mecanismo por el cual los complementos pueden ejercer un efecto positivo en el esfuerzo por construir un cuerpo mejor, es por medio de proveer un nutrimento que esté subadministrado a las células o que no esté normalmente en niveles óptimos en la dieta.

Entonces, a pesar de lo que algunos nutriólogos, médicos u otros expertos puedan decir, hay razones con bases científicas para usar complementos.

Un complemento puede trabajar en tres diferentes modos: para la prevención y corrección de la deficiencia de algún nutrimento, para proveer niveles óptimos de un nutrimento que la célula necesite para sus funciones y finalmente para proveer a la célula de una sustancia que no requiera, pero que altere su funcionamiento.

Volver arriba Volver al Inicio