Warning: embed_me.html could not be embedded. Spirulina Megantioxidante Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Spirulina Megantioxidante

.
1
Subtítulos
Spirulina + Vitamina C + Vitamina E + Biocitroflavonoides + Coenzima Q10 + Ginkgo Biloba + Minerales

Si bien existen muchas sustancias que tienen propiedades antioxidantes con diferente grado de acción preventiva, en muy escasos complementos dietarios se puede encontrar una formulación que agrupe a compuestos naturales altamente antioxidantes, cuyo efecto pueda trascender su acción específica individual, para obrar sinérgicamente entre sí y potenciarse recíprocamente. Ello es conducente a la tarea de prevención de las insidiosas manifestaciones de la oxidación a nivel celular, las cuales alteran la transmisión de los códigos genéticos, factores desencadenantes del cáncer y otras enfermedades degenerativas, así como también de las reacciones de oxidación de las grasas, con las consecuentes formaciones de depósitos sobre las arterias, precursoras de accidentes vasculares y otras patologías. En idéntico sentido, los procesos de oxidación celular aceleran el proceso de envejecimiento, reducen notoriamente la prestación del sistema inmunológico y provocan una caída irreversible de los mecanismos de la memoria y cerebración.

El agregado específico de vitaminas C y E a este producto es para llevar su concentración a niveles compatibles con la necesidad de afianzar rápidamente la función preventiva. Estas vitaminas componen un par antioxidante formidable y su adición se suma a las que contienen de por sí las microalgas Spirulina mencionadas. La presencia de biocitroflavonoides en la composición tiene, independientemente del objeto de obrar como antioxidantes, la acción de coadyuvar en potenciar la acción de la vitamina C, aumentado su absorción y biodisponibilidad, permitiendo disminuir paralelamente las dosis sin reducción de su eficacia.

La Coenzima Q10, llamada también ubiquinona o vitamina Q10, es una sustancia orgánica segregada naturalmente por el cuerpo y sintetizada a partir de los aminoácidos Tirosina y Fenilalanina (contenidos en significativas dosis en la Spirulina). Ella forma parte de las complejas reacciones que producen energía en todas las células vivas que respiran oxígeno. Estas reacciones se producen en las mitocondrias celulares, dentro de las cuales se realiza la combustión del oxígeno transportado por la sangre y los alimentos sin precesar. Este proceso genera, como resultado, la producción de adenosin trifosfato (ATP), el cual constituye la reserva energética que las células utilizarán para llevar a cabo las múltiples reacciones químicas vitales para el sostenimiento de la vida. Sin Coenzima Q10 toda esta multitud de reacciones no podría realizarse, porque ella desempeña un rol único e insustituíble en el transporte de protones y electrones propio de las reacciones de oxidación-reducción que se verifican en las células. Actúa, además, como mensajera entre varias de las enzimas catalizadoras de esas reacciones "redox", actuando como un natural regulador y equilibrador de la acción y niveles de dichos compuestos.

En función del rol fundamental que cumple esta sustancia en la producción de energía a nivel celular, cualquier deficiencia de CoQ10 afectará la capacidad del organismo para funcionar normalmente, alterando todos los procesos vitales dependientes, obviamente, de la energía, especialmente los tejidos y órganos vinculados con la capacidad motriz, los intercambios eléctricos y las reacciones de biosíntesis. Estas alteraciones en la concentración de la Coenzima Q10 se traducen en muchas patologías, dependiendo de la ubicación y el grado de su deficiencia. En numerosos estudios, se ha relacionado dicho déficit con enfermedades tan diversas como el infarto, la angina de pecho, la hipertensión, la distrofia muscular, el cáncer, la obesidad, ciertas severas patologías bucales, la declinación del sistema inmunológico, la defección de las barreras antioxidantes, el funcionamiento del cerebro y la disminución del rendimiento deportivo.

En el mismo sentido, la CoQ10 es una de las sustancias orgánicas con mayores propiedades antioxidantes conocidas.

El Ginkgo Biloba, extraído de un árbol de más de 200 millones de años, es el único que se conserva de la familia de las ginkgoáceas y viene siendo utilizado medicinalmente por el hombre por más de 5.000 años. Sus propiedades más destacadas son: incrementar el flujo de la sangre y oxígeno a los diferentes órganos del cuerpo, especialmente al cerebro. Atendiendo a sus notables propiedades antioxidantes, el Ginkgo Biloba es sumamente apropiado para la prevención y terapia de todas aquellas patologías relacionadas con el envejecimiento en cuanto a la culminación de un proceso de oxidación y deterioro celular-, mejorando notablemente la memoria, la velocidad mental y la inteligencia. Numerosos estudios de investigadores alemanes y franceses han demostrado sus impresionantes efectos sobre la insuficiencia cerebrovascular, sobre enfermos afectados de Alzheimer y de Parkinson, como regulador de la presión sanguínea, en los desórdenes de los riñones, en la reducción de las inflamaciones y en servir de antídoto a un gran número de toxinas.

El contenido de flavonoide glicoside del Ginkgo Biloba, que es uno de los más poderosos antioxidantes conocidos, es tal vez la clave de su capacidad en destruir los "radicales libres", independientemente que otros compuestos orgánicos que también contiene, como los flavonoides quercetina, quemferol y rutina, contribuyen, además, a potenciar la acción antioxidante de la vitamina C.

El Ginkgo Biloba, en forma de extracto seco, ha demostrado, según dijimos, un extraordinario efecto antioxidante, tanto inhibiendo la formación de radicales hidroxil como los de adriamicil, e interrumpiendo, simultáneamente, los procesos de oxidación de los lípidos.

Los minerales Zinc y Magnesio que acompañan esta formulación, tienen efecto convergente con el resto de los componentes. El Zinc es partícipe en la formación de más de 200 enzimas estructuras proteínicas catalizadoras de las reacciones orgánicas- que comandan miles de funciones diferentes: desde la división y el crecimiento celular, el mantenimiento del sistema inmunitario, la producción de testosterona y la sexualidad en general. Sin embargo, la reserva corporal de Zinc es muy pequeña y está constantemente comprometida por deficiencias específicas de la ingesta, debiendo ser administrada necesariamente en forma de suplemento dietario. Según estudios realizados en EEUU, la ingesta media de Zinc es tan sólo 8,6 mg/día, siendo la dosis recomendada de unos 30 mg diarios.

El Magnesio es un mineral esencial para la formación de más de 300 enzimas vitales. De la misma forma lo es en la estructura de los huesos. Cumple, además, una función importante en la combustión del glicógeno (reserva energética celular), en la contracción de los músculos, y en la transmisión del código genético para la formación de nuevas proteínas. Básicamente, el Magnesio está indicado para optimizar los procesos energéticos que se vinculan al movimiento. Al igual que el Zinc, su ingesta es altamente deficitaria, debiendo ser agregado en forma de complemento dietario.

Precauciones:

" Las microalgas en general, en especial las azul-verdes, tienen una capacidad importante para absorber todo lo que hay en los medios en los que crece, especialmente la bioacumulación de metales pesados. Por lo tanto, resulta fundamental contar con un ecosistema puro para cultivar y cosechar Spirulina. Recomendamos consumir aquellas que han pasado el debido control sanitario y comercializadas en establecimientos especializados."

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-