Cocina & Salud > Salud & Alimentos

La sopa, ¿nutre, engorda o llena?

Sopa de espárragos
El nivel nutricional de este alimento depende de la cantidad y calidad de los alimentos que se incluyan en la preparación, así como de su tiempo de cocción.

Adorada por unos y aborrecida por otros, la sopa es uno de los platos tradicionales de la cocina criolla. Y como tal, son muchos los mitos que se tejen en torno a esta mezcla de agua con varios ingredientes que cocinamos y sazonamos para poner en la mesa.

Muchas personas, de hecho, prefieren tomar sopa en lugar de consumir un plato balanceado con carne, arroz y verdura, decisión que según los expertos en nutrición no es siempre la más acertada. "Si solo lleva alimentos fuente de carbohidratos (papa o yuca), su valor calórico será alto y no se recomienda para bajar de peso", explica la nutricionista Lucía Correa, presidenta de la Asociación Colombiana de Dietistas y Nutricionistas (Acodin).

La mayoría de adultos que consumen sopa exigen adiciones de estos carbohidratos, pues "dan sabor y espesan la preparación", explica Luz Aleida Manzo, jefa de cocina de un restaurante especializado en sopas.

La papa, sea criolla o sabanera, pertenece al grupo de los carbohidratos o harinas y es uno de los ingredientes más solicitados para preparar una sopa. Por eso los expertos recomiendan su consumo moderado, y adicionarle verduras y proteínas.

De otro lado, la cocción prolongada y las altas temperaturas hacen que los ingredientes de la sopa pierdan sus propiedades. De ahí que sea recomendable consumir los vegetales crudos o al vapor (cocinados por no más de cinco minutos) en lugar de hervirlos durante horas.

Otros mitos

Muchos creen, además, que a la hora de la cena o del almuerzo basta con un plato de sopa. Lo cierto es que cuando esta no es balanceadas hay que complementarla con un plato fuerte que incluya verduras y proteínas, y no más carbohidratos. En el caso contrario, cuando la sopa es de verduras, para que sea muy completa y no engorde es necesario que tenga una fuente de proteína (carne) y una cantidad moderada de carbohidratos.

Recomendaciones

• Si no está seguro de si puede o no consumir sopas, debe ir a un médico nutricionista. Él lo asesorará sobre su estado de salud y la clase de alimentos que puede o no comer.

• Para evitar que las sopas presenten altos niveles de grasa sin sacrificar el sabor y la proteína de la carne, recomiendan meter los huesos o la carne al horno antes de incluirlos en el caldo. Así se extraerá la mayor cantidad de grasa.

• Un caldo es el zumo resultante de la cocción de verduras o carne en agua y sal. La sopa es la combinación de estos con ingredientes como fideos, mariscos, legumbres, raíces, papa y arroz.

• Tenga en cuenta que el caldo se puede conservar en el congelador hasta por tres meses, pero las sopas no por la pronta descomposición de los ingredientes.

• Para conservar un caldo (zumo) hay que dejarlo enfriar fuera de la nevera y luego retirar la capa de grasa que aparece en la superficie. Si no se hace esto, adquiere un sabor rancio.

Tabla de calorías

Tabla a con cantidades de 250gr para todas las preparaciones

• crema de espárragos: 159 Kcal

• sopa de tomate: 88 Kcal

• crema de champiñones: 216 Kcal

• sopa de verduras: 72 Kcal

• sopa de cebolla: 173 Kcal

• crema de calabaza 168 Kcal

Volver arriba Volver al Inicio