Dietas & Nutrición > Dietas

¿Aumenté de peso o retengo líquidos?

¿Aumenté de peso o retengo líquidos?
No es lo mismo aumentar de peso debido a la retención de líquidos, que manifestar sobrepeso, ya que el sobrepeso se define como aumento de masa grasa corporal, por el cual hay que regular la ingesta y aumentar la actividad física para eliminarlo, sin embargo la retención de líquidos es temporal, en los casos donde no se asocie a una enfermedad grave, y es fácilmente reversible.

Soledad Iturrieta, Lic. en Nutrición
para Alimentacion Sana


La retención de líquido suele aparecer durante el embarazo, período premenstrual, menopausia y debido a enfermedades cardíacas, hepáticas o renales. Es uno de los factores ocultos del aumento de peso y que pueden deberse a una vida sedentaria, causas hormonales, ingesta de algunas medicaciones o enfermedades importantes como cirrosis, insuficiencia cardíaca, cáncer o hipertensión arterial.

Si Ud. Siente las piernas y tobillos hinchados, no fue al baño con la frecuencia habitual en las últimas 48 hs, no siente sed y los anillos de su mano le ajustan demasiado, probablemente este reteniendo líquido.

Mis consejos para evitar la retención de líquidos

• Llevar una buena alimentación, fundamental para evitar la retención de líquidos. Consumir vegetales, frutas y abundante agua. Mucha gente al retener líquido, cree que debe dejar de tomarlo: todo lo contrario, es recomendable beber mucha agua durante el día y elegir agua mineral de bajo sodio.

• El ejercicio también es otra de las claves que impedirán la acumulación de líquidos.

• Reducir lo más posible la ingesta de sal y sodio en las comidas. Evitar: sal fina de mesa, sal gruesa de cocina, sales saborizadas, aderezos (ketchup, salsa golf, mayonesa, mostaza, etc.), manteca y margarina, sopas cremas, caldos de cubitos, fiambres, embutidos, chacinados, pickles, aceitunas, comidas enlatadas, productos de copetín y panificados y galletitas.

• Una buena caminata diaria es sumamente efectiva para evitar que el agua se estanque en piernas y tobillos.

• Andar en bicicleta durante media hora todos los días o acudir a un gimnasio y hacer bicicleta fija durante quince minutos tres veces por semana, si no se dispone de más tiempo, también contribuye a equilibrar el funcionamiento del organismo.

• Recostarse en el suelo y elevar las piernas. Luego bajarlas. Repetir esta rutina las veces que se pueda hasta ir aumentando la velocidad y la cantidad de veces. Mantener las piernas elevadas es un buen ejercicio para que la sangre circule.

• El perejil es un excelente diurético. Muy adecuado para enfermedades reumáticas, sobrepeso y problemas cardíacos. Se recomienda beber tres cucharadas del líquido al día tras machacar la planta e incorporarlo en las comidas. Cebolla. Favorece a la eliminación de los líquidos del cuerpo y es recomendable para aquellos que tienen problemas renales o de gota.

• Diente de león. Es la planta que más contribuye a eliminar el agua del organismo. Se debe cocinar durante ¼ de hora, algunas hojas y raíces secas en un litro y medio de agua y se tiene que beber una taza antes de cada comida.

• No se deben tomar diuréticos, ya que no solucionan el problema de manera eficaz y antes, siempre se debe consultar a un profesional de la salud.

• Cuidarse a partir de los cuarenta años es fundamental para no tener este problema, aunque es mejor mantener desde siempre un estilo de vida saludable para evitar futuros problemas, sobre todo en las mujeres y los cambios hormonales que se experimentan en cada etapa de la vida.

Datos adicionales de Alimentación Sana

¿Puede haber personas delgadas con retención de líquidos, o siempre hay un exceso de peso previo?
Cuanto mayor es el peso corporal, mayores son las probabilidades de retener líquidos; esa predisposición disminuye si la persona es delgada, excepto que haya causas directas: toma de anticonceptivos, insuficiencias renales o afecciones cardíacas, por ejemplo. Pero cuando no hay causas clínicas, la persona excedida de peso es la que más retiene líquido, porque tiene más “espacio”.

Pero existe una sensación de hinchazón luego de tomar varios vasos de gaseosa…
Es que la gente confunde hinchazón con retención; si consumo 2 litros de gaseosa tengo la panza hinchada, por gases o lo que sea, pero eso no significa retención. Hinchazón no es un término médico; la gente confunde “estar hinchado” con distensión intestinal, gástrica, abdominal, donde sólo hay retención de gases, aunque la persona pueda sufrir, también, de edemas por acumulación de líquido.

¿Esto tiene relación con las famosas dietas rápidas?
Sí, porque esas dietas no sirven; hay que tener en cuenta que cualquier descenso de peso que se produzca en 24 o 48 horas es solamente un cambio de agua. Ni la grasa ni el peso corporal se reducen en 24 horas: lo único que se moviliza rápido es el agua.

La acumulación de líquidos en las caderas, ¿es típicamente femenina?
No, en esa pregunta hay un error de base, porque lo que se acumula en el contorno de caderas no es agua, sino grasa. Esta acumulación es básicamente adiposa, aunque es lógico que si hay más grasa, haya más posibilidades de retener líquido. En general, es adiposidad localizada en la que puede haber un poco más de retención que en el tobillo o la rodilla, pero si sólo fuese grasa, el problema se resolvería tan fácil…

Volver arriba Volver al Inicio