Warning: embed_me.html could not be embedded. Hora del Postre!... Opciones Light Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Hora del Postre!... Opciones Light

.
1
Subtítulos
Te proponemos un montón de ideas para terminar la comida dándote un capricho pero sin añadir calorías a tu cuerpo.

¿Eres un goloso que es capaz de saltarse un plato con tal de comer postre? ¿Te cortas muchísimo cada vez que te sientas a la mesa para luego disfrutar del final? ¿O eres de las personas que directamente pasan de la comida al café o la infusión para no tomar calorías de más?

Se acabó, no renuncies al placer del postre. Se puede combinar sabor y pocas calorías con éxito.

Te hemos preparado una carta con ocho delicatessen sanas y bajísimas en calorías, que además tienen un efecto positivo sobre tu salud:

1. Equilibrante. Batido de fresas con yogur

¿Te apetece un riquísimo batido para terminar la comida y equilibrar tu flora intestinal? Está especialmente indicado para los estómagos delicados. Sólo necesitas un yogur desnatado natural y un puñado de fresas. Bátelo y endúlzalo con sacarina. Estará delicioso. El yogur hará que tenga la consistencia de los que te ponen en las cafeterías, pero si lo quieres más ligero, sustitúyelo por leche desnatada.

2. Fortificante. Naranjas gratinadas

Tomar vitamina C ayuda a asimilar mejor el hierro que hayas ingerido durante la comida. Te sugerimos un postre riquísimo y original: pela una naranja y córtala en rodajas, espolvoréala con un poquito de canela y azúcar de dieta, y gratínala durante unos segundos. Si tienes problemas para ir al baño, puedes probar lo mismo pero aderezando las naranjas con un poquito de aceite de oliva virgen.

3. Depurativo. Yogur con frutas del bosque

Este es un postre exquisito, lleno de vitaminas y purificante gracias al poder depurativo que tienen los frutos del bosque, muy bajos en calorías. Mezcla en un bol un yogur desnatado natural o de fresa, con arándanos, fresitas o moras.

4. Curativo. Actimel con papaya

Si a las propiedades del Actimel añades las de la papaya, la mezcla en salud es explosiva: vitaminas, antioxidantes, componentes reparadores de la flora bacteriana... Le sentará genial a tu estómago y le estarás proporcionando a tu organismo y a tu piel un montón de sustancias beneficiosas. Sólo tienes que mezclar un Actimel -o similar- con una papaya cortada en trocitos (quita las pepitas negras). Para darle un plus de sabor, añádele mango.

5. Energético. Requesón con miel

Si tu comida ha sido ligera o necesitas un plus de energía, mezclar las proteínas del requesón -bajo en grasas- con la fuerza de la miel te pondrá las pilas inmediatamente. También puedes hacer esta combinación con queso bajo en grasa o fresco, una cuajada o un yogur.

6. Para golosas. Tarta de queso light

Si tienes uno de esos días en los que necesitas dulce y te vuelve loca la tarta de queso, puedes imitar su sabor pero sin las calorías que te aporta. Cubre una porción de queso fresco con mermelada de frutos del bosque sin azúcar. También puedes conseguir un efecto similar con un yogur natural desnatado endulzado con un par de cucharadas de confitura.

7. Antioxidante. Chocolate negro con té

Este es un postre para sibaritas y para las amantes del té. También para las que no necesitan comer mucho. Se trata de aunar el poder antioxidante del chocolate negro y del té verde. La clave está en la cantidad: no más de dos onzas de chocolate. El té, endúlzalo con sacarina. Habrás ingerido una cantidad insignificante de calorías y el chocolate te habrá hecho producir endorfinas, lo que te hará sentir muy bien.

8. Desengrasante. Mousse de piña

Si has comida un poquito más de la cuenta o te sientes pesada, la piña te ayudará a digerir mejor las grasas. Además, tiene un gran poder depurativo y tiene poquísimas calorías. Bate una rodaja de piña natural con un yogur desnatado cremoso. O simplemente añádela en trocitos al yogur.

¿Dulces light?

Si no eres capaz de renunciar a los dulces, hágalo Ud. mismo de forma ligera:

  • Sustituya el azúcar por uno dietético (tipo Canderel).
  • Eche siempre menos azúcar que las cantidades que indique la receta.
  • Sustituya la mantequilla y la margarina por aceite de oliva.
  • No añada azúcar glass o miel por encima a los dulces.
  • Emplee mermeladas sin azúcar.
  • Evite las recetas que incluyan mantecas y frutos secos.
  • Procure tomar estos dulces como desayuno o merienda, nunca después de cenar, para quemarlos durante el día.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-