Cocina & Salud > Fitoterapia

10 plantas esenciales para el otoño

10 plantas esenciales para el otoño
Te recomendamos diez plantas, para agendar, que no te deben faltar en esta temporada.

A tomar nota...

Con la llegada del otoño y, con él, del frío, se hace necesario cuidar nuestro organismo y nuestras defensas mucho más que el resto del año, pudiendo tomar alimentos o suplementos que lo refuercen y que, en definitiva, puedan protegernos cuando nos sintamos débiles.

A continuación recomendamos algunas de las plantas más importantes para la temporada otoño/invierno:

Hipérico: para subir la moral

Disminuyen las horas de luz solar y por ello nos volvemos más vulnerables a la depresión y el desánimo. Para contrarrestarlo nada mejor que la hierba de San Juan o hipérico, una planta que atrapa la luz solar y que tomada en infusión o en comprimidos de extracto de planta desecada nos ayuda a mantener la moral alta.

Puedes tomar una infusión al mediodía y por la noche. Consíga Tintura de Hipérico Aquí

Equinácea: aumentar las defensas

Antes de que lleguen los primeros fríos hay que reforzar nuestras defensas inmunitarias. La equinácea es la planta clave para este objetivo: estimula la producción de leucocitos (encargados de combatir las infecciones) y sus polisacáridos tienen una comprobada acción antivírica. Además, la equinácea tiene una acción antiinflamatoria que ayuda a aliviar los dolores de artrosis en las articulaciones, y es un remedio excelente contra la inflamación de las encías, los catarros y las sinusitis.

Aloe Vera: para desintoxicación y depuración

Una buena época es el otoño cuando nuestro cuerpo se resiente de los posibles hábitos dietéticos alterados e incluso de un exceso de exposición solar, causante de deshidratación cutánea y acumulo de radicales libres.

Debido al potasio que contiene el Aloe, mejora y estimula el hígado y los riñones, principales órganos de desintoxicación. El Aloe Vera contiene ácido urónico el cual elimina los materiales tóxicos a nivel celular.

Consígalo aquí.

Maca: para subir la energía

Resulta eficaz cuando se realiza un gran esfuerzo tanto físico como mental. Ayuda a incrementar los niveles de vitalidad y energía. Complementa las necesidades específicas del cuerpo según la edad y sexo de la persona que la toma. Apta para hombres, mujeres y niños. Ciertas fuentes señalan que el consumo de Maca no es recomendable en personas hipertensas.

Consígalo aquí.

Valeriana: para dormir bien

Si tienes problemas para conciliar el sueño ten siempre a mano valeriana. Contiene unos principios activos llamados velpotriatos con efecto sedante del sistema nervioso central. Si la tomas por la noche, una o dos horas antes de acostarte, te inducirá el sueño eliminando los estados de intranquilidad y nerviosismo que pueda haberte producido la jornada. Con la ventaja de que no crea dependencia.

Consígalo aquí.

Menta poleo: para la digestión

Hay muchas plantas digestivas pero nos hemos decantado por la menta poleo porque es la más popular y tiene la ventaja de que puedes pedirla en cualquier bar o restaurante. Además, actúa a nivel de la vesícula biliar -cuyo funcionamiento suele verse alterado en los cambios de tiempo- y es una buena infusión contra los resfriados.

Uña de gato: para la artrosis y artritis

Probada acción antiinflamatoria, entre otras propiedades, gracias a los glucósidos quinóvicos. Un 15% superior a la indometacina (medicamento antiinflamatorio). Útil en artritis reumatoide, artritis diversas, artrosis, bursitis, reumas, lupus y fibromialgias. Demostrada efectividad sobre el dolor.

Consígalo aquí.

Eucalipto: para las afecciones respiratorias.

En medicina sólo se usan las hojas de la especie globulus, especialmente por sus propiedades antisépticas en las vías respiratorias. Son ricas en un aceite esencial cuyo componente principal es el eucaliptol, un mucolítico que fluidifa las secreciones pulmonares favoreciendo así su expulsión.

Precisamente por todo ello, es además antitusivo e inhibe la irritación bronquial en las bronquitis tanto agudas como crónicas, poseyendo igualmente una buena actividad antibacteriana.

Llantén: para las enfermedades respiratorias alérgicas

Contiene iridoide, siendo así el más importante el aucubósido de propiedades antitusivas y actibacterianas útiles en el tratamiento de las afecciones broncopulmonares. Además es antialérgico y antitusivo.

Semillas de lino: para la limpieza intestinal

El intestino grueso, que en el otoño también precisa de una atención especial, es nuestro principal sistema de eliminación y por tanto resulta decisivo para mantener nuestra salud. Ahora más que nunca hay que luchar contra el estreñimiento. Para tonificar el intestino grueso hay muchas plantas pero hemos escogido las semillas de lino porque su preparación precisa de un cierto protocolo que nos obliga a prestarle mayor atención al problema aumentando así la eficacia del remedio. Si sufres estreñimiento, pon cada noche a remojo una cucharadita de semillas lino y tómalas nada más levantarte bebiendo también mucha agua. Puedes ir afinando la dosis según los resultados obtenidos.

Volver arriba Volver al Inicio