Warning: embed_me.html could not be embedded. Cocine al Papillote y Conozca la Diferencia Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Cocine al Papillote y Conozca la Diferencia

.
1
Subtítulos
Cocina con muchas ventajas
Recetas ricas al papillote
A tener en cuenta
Dentro del mundo de las cocciones, posiblemente la más sana y sabrosa de todas ellas, sea el papillote.

La técnica culinaria denominada "cocción a la papillote", consiste en envolver los alimentos en papel de horno o papel de aluminio y hornearlos. Es una forma de cocinado curiosa ya que combina las técnicas del horneado, el braseado y la cocción al vapor.

El método de cocción del papillote nos ofrece un resultado en las elaboraciones muy rico para el paladar y para la salud, los alimentos se cuecen en su propio jugo y con el vapor que desprenden, no hay necesidad de agregar grasas, el objetivo es que los alimentos conserven todo su aroma, su sabor y sus nutrientes, tan beneficiosos para nuestro organismo.

¿Has probado esta cocción?

Los alimentos mantienen mejor la humedad, están más tiernos y sabrosos a diferencia de los que están hervidos. Es de dominio público que, hirviendo los alimentos con agua, se pierden más las vitaminas y algo de sabor.
Con el papillote, se consigue una gran intensidad de sabor y aroma, todo lo que compone el papillote, inclusive las hierbas o licores que se añaden, ganan en sabor ya que quedan cerrados en la doble cámara formada por la envoltura y así no tienen posibilidad de volatilizarse.

¿En que consiste la técnica?

Básicamente es envolver los alimentos en papel de aluminio o de estraza, papel manteca y cocinarlos en el horno a una temperatura media. Por lo menos, esta es la forma más tradicional de cocinar al papillote, aunque también hay quien utiliza como envoltorio hojas vegetales, de lechuga, de parra, etc.
Con esta técnica, al alcance de cualquiera, ya seas un experto o un iniciado, podrás preparar platos sumamente sabrosos en un espacio de tiempo relativamente corto.

A la hora de realizar un papillote hay que tener en cuenta los ingredientes que se vayan a utilizar, pues lo ideal es que todos necesiten el mismo tiempo de cocción para así obtener un resultado óptimo.

Algunos consejos y recomendaciones:

  • Es importante tener en cuenta que, una vez cerrado, el paquete no se puede abrir. Por ello, hay que tener en consideración el tamaño de los ingredientes a cocer para que todos estén en su punto (evitando que unos queden duros y otros pasados). En este sentido, si se trata de comida tierna bastará con hacer trozos pequeños. Si los alimentos son más duros es conveniente sofreírlos ligeramente antes de mezclarlos con el resto de ingredientes.
  • Si alguno de los ingredientes es más duro, es conveniente sofreírlo antes. Los alimentos demasiado blandos es mejor evitarlos en este tipo de cocción, pues podrían deshacerse por la alta temperatura del papillote.
  • El tiempo de cocción puede oscilar entre los 10 y los 30 minutos en la mayoría de las preparaciones. La temperatura ha de ser constante, siendo la más apropiada 180º. Si el envoltorio se hincha completamente es que el papillote está en su punto.
  • Los alimentos (carnes, pescados, verduras...) han de ser frescos y deberá asegurarse de que el envoltorio está bien cerrado.
  • En cuanto al papel, el más recomendable es el de barba, aunque también se puede usar de estraza o papel manteca, papillotes de silicona o aluminio. También existen bolsas especiales para la cocción capaces de resistir las altas temperaturas.

Cocina con muchas ventajas

  • Los alimentos se cuecen en su propio jugo y no es preciso añadir agua ni grasa durante su cocción en el horno. Además, cada paquetito que hagas o cada recipiente de silicona que emplees sostienen la humedad del alimento conservando todo su sabor y propiedades saludables.
  • Realza los sabores de las carnes, pescados y verduras sin mezclar gustos. Además, es uno de los mejores métodos de cocina para dietas de adelgazamiento ya que no engorda, porque no requiere salsas ni grasas, sólo un poco de aceite, hierbas al gusto y sal. De este modo también se facilita la digestión. También, es una técnica muy limpia, ya que no mancharás todos los recipientes de tu cocina y tampoco el horno.
  • Se pueden cocinar todo tipo de platos. Lo más habitual es cocinar pescado. Y a cada plato, puedes añadir hierbas, condimentos y especias dependiendo de cada receta que prepares.
  • Todos los alimentos que pongas al horno se cuecen a la vez, independientemente de las texturas.
  • Resulta perfecto para dietas “light” ya que no engorda, porque no requiere salsas ni grasas, sólo un poco de aceite. De este modo también se facilita la digestión. Además, es una técnica muy limpia, ya que no se manchan recipientes y tampoco el horno.

Recetas ricas al papillote

Lo principal para obtener un buen papillote es contar con productos frescos de temporada y asegurarse de que los envoltorios cierren herméticamente. Por lo demás, cualquier comida sirve, desde carnes a pescados pasando por verduras o pasta.
La combinación de carnes o pescados con verduras resultan muy vistosas. Las cintas de lomo, el solomillo, el pollo, el pavo e incluso caza como, codornices o perdices, son perfectas para acompañarlas con setas, champiñones, pimientos y cebolla. Por parte de los pescados, el bacalao, la dorada, la lubina, el mero o el gallo potencian todo su sabor acompañados por hierbas como el romero, el tomillo, la pimienta, la albahaca o la nuez moscada.

Milhojas de patatas con crema de hierbas

Ingredientes:

  • 3 patatas medianas
  • 100 cc de nata líquida
  • sal
  • pimienta en grano recién molida
  • 50 cc de leche
  • orégano
  • especias provenzales.

Preparación:

  • Lavar y pelar las patatas. Cortar las patatas con una mandolina bien finas.
  • En una papillote cuadrado, colocar las patatas unas encima de las otras. Con un poco de leche y sal, meter en el microondas durante 5 o 6 minutos, revolviendo a la mitad de tiempo.
  • Retirar. Salar y ponerles pimienta en grano de colores recién molida. Colocar en un papillote, ordenadamente para que formen altura.
  • Mezclar la nata y la leche, y volcar por encima de las patatas, y luego las hierbas provenzales por encima. Colocar en el horno, durante 15 minutos, y 5 minutos en el gratinador.

Pescado en papillote a la parrilla

Ingredientes:

  • 4 filetes de corvina o salmón
  • manteca, para enmantecar
  • sal y pimienta negra
  • 125 g de champiñones cortados en laminas
  • 1/2 pimiento rojo cortado en tiras
  • 2 cebollines picados finos
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 2 cucharadas de manteca
  • 1/2 taza de crema espesa
  • 1/4 taza de vino blanco seco
  • 2 cucharadas de perejil picado fino.

Preparación:

Cortar 8 círculos de papel de aluminio de 20 cm. de diámetro. Sobre superficie lisa colocar el papel y enmantecarlo, encima de cada uno, poner un filete de pescado y sazonar con sal y pimienta. Distribuir encima de los filetes los champiñones, pimiento, cebollines, alcaparras y manteca, rociar con la crema y el vino y espolvorear con el perejil .Cubrir con otro círculo de papel aluminio y sellar bien los bordes doblandolos hacia adentro.

Cocinar los papillotes sobre una parrilla encendida a fuego medio , 15 minutos. Retirar de la parrilla y con una tijera hacer una abertura al centro en cruz y servir en el mismo papel

Peras al papillote con cinco especias

Ingredientes:

  • 8 peras de carne firme pero maduras
  • 1 limón
  • 4 bayas de anís estrellado
  • 8 dátiles
  • 8 bayas de enebro
  • 12 bayas de pimienta rosa
  • 40 gramos de azúcar de rapadura (azúcar de caña sin cristalizar).

Preparación:

Pela las peras y córtalas a cuartos retirando las semillas. Deshuesa los dátiles y córtalos en rodajas. A continuación extiende cuatro láminas de papel de estraza o aluminio y reparte a partes iguales las peras y los dátiles sobre ellas. Riega con el zumo del limón y el azúcar. Haz julianas con la piel del limón, sin llegar a lo blanco, y distribúyelas también sobre las peras.

Reparte las especias equitativamente sobre los papillotes que vas a realizar y cierra bien los paquetitos, doblando todos los bordes para que no se escape el calor durante la cocción y ya los puedes colocar en la bandeja de horno.

Rocía con un poco de agua los paquetitos e introduce la bandeja en el horno precalentado a 180º C. Una vez que el papel se hinche, retira la bandeja del horno, esto indica que la fruta ya está cocida.

Sirve este postre todavía cerrado para que conserve el calor y todo su aroma.

A tener en cuenta

Existe ya un material llamado CartaFata o Papel Fata, que ha mejorado esta saludable forma de cocinar. Se trata de unas láminas transparentes que se pueden utilizar en el horno, en el microondas, en agua o aceite hirviendo e incluso en la plancha, ya que resiste temperaturas de hasta 230ºC. Con él se pueden formar bolsitas o rulos, que además de los alimentos a cocinar, pueden contener líquidos y se puede conservar en el congelador. Como complemento para cerrar las bolsas, existe un cordón dorado que también resiste a las altas temperaturas. El producto ha sido desarrollado por ICC en colaboración con el cocinero italiano Fabio Tacchella.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-