Dietas & Nutrición > Dietas

La mala dieta convierte a la comida en "chatarra"

La mala dieta convierte a la comida en
Según un análisis de Vincent Marks, un catedrático de Bioquímica del Reino Unido, indica que "la comida basura no existe, sino una dieta basura".

Según el investigador, al igual que las papas fritas y las hamburguesas, los platos ricos en frituras que se sirven en los restaurantes también deberían ser calificados como comida basura o chatarra por contener el 80% de grasa.

En su libro, titulado Nación en pánico: desvelando los mitos sobre comida y salud, Marks sostiene que el término de "comida basura" es utilizado como una forma de juicio moral sobre ciertos estilos de vida y no como una categoría estrictamente científica. "Etiquetar la comida como basura es una forma diferente de decir 'la desapruebo'. Hay malas dietas, malas mezclas y cantidades de comida inapropiada, pero no hay 'mala comida', excepto aquellas que se han estropeado por la contaminación o el deterioro".

Para el experto, todos los platos son combinaciones de proteínas, grasas e hidratos de carbono, y el cuerpo toma de cada comida lo que necesita y se deshace del resto. "Hasta las hamburguesas proveen energía de una forma apetecible", argumentó y agregó que todo depende de las circunstancias.

"Hay que prestar menos atención a los alimentos individuales y concentrarse en la dieta", recomendó Marks.

Lo que importa es la dieta

Vincent Marks argumenta que todo depende de las circunstancias.

"Para la gente con ingresos limitados o en momentos de hambruna, la comida con alta densidad de energía, que permita la sobrevivencia, es mejor. Para los más ricos y en tiempos de bonanza -como ahora en Reino Unido- la fruta es una parte importante de una dieta variada", dijo el catedrático.

Una de sus principales conclusiones es que hay que prestar menos atención a los alimentos individuales y concentrarse en la dieta. "No existe la 'comida basura', lo que sí existe es la 'dieta basura'", apuntó.

Las recetas deberían ser atractivas y no prohibitivas

Se tiende a asociar a las dieta con pequeñas porciones de comida sin gusto. Para algunas personas, las dietas conllevan una declaración de guerra a diferentes alimentos. Pero si uno no cuenta con la debida asesoría en esa batalla no habrá ganadores.

Los especialistas enfatizan que al limitarse a consumir únicamente alimentos light o bajos en calorías, las personas pueden disminuir sus defensas, además de privarse del placer de degustar un plato balanceado y apetitoso.

El término dieta se está utilizando menos, ya que se tiene el estigma de que "dieta es sinónimo de comida simple, fría, de poca cantidad y poco apetitosa", sustentó Itzel Velásquez, médico cirujano con un postgrado en nutrición clínica. "Estar a dieta no equivale a "prohibición" de alimentos", agregó el doctor.

Una ingesta saludable debe ir acompañada de una preparación atractiva de los alimentos, siendo creativos con los colores, las formas y los sabores. Comer saludable no lleva a la "tristeza", sino al "bienestar". Así, al momento de establecer una guía nutricional, el especialista debe tomar en cuenta los gustos de los pacientes, sus orígenes y nacionalidad, y explicarle que no se le podrá complacer al 100%. Sin embargo, toda dieta debe incluir: agua con sabores, que se tolera mejor que el agua normal; usar condimentos, pues le dan gusto a las comidas; comer comida caliente, más apetitosa que la fría e ingerir vegetales cocidos, que llenan más que los crudos.

¿A que se le llama Comida Chatarra?

La "Comida Chatarra" (en Inglés "Junk Food") es un término comúnmente utilizado para referirse a los alimentos que no aportan una buena nutrición y no aportan fibra ni micronutrientes pero aportan demasiadas calorías. Además los pocos nutrientes que proporcionan son de mala calidad, por ejemplo, grasas polisaturadas, sustancias químicas artificiales o sintéticas no asimilables por el organismo, incluso algunas de ellas se están investigando por tener riesgo de ser cancerígenas.

Los tipos más comunes de alimentos chatarra son las "frituras", los "dulces" o golosinas, y los postres. Esta es sólo una lista de comidas chatarra que encontramos todos los días en tiendas de abarrotes o autoservicios:

Caramelos y paletas hechos principalmente de azúcar: proporcionan muchas calorías "vacías", y en absoluto nada de nutrición, cero fibra, cero vitaminas, cero minerales, sólo azúcar, y últimamente otras variaciones aún más peligrosas como la dextrosa o sucralosa. También contiene saborizantes y colorantes artificiales que son potencialmente peligrosos para la salud.

Frituras: cualquier alimento que sea frito en aceite, absorve aceite en grandes cantidades, sean papas, chicharrones, o cualquier otro alimento, al freirse absorve demasiado aceite. Además, está demostrado que el aceite, al calentarse desata reacciones químicas que crean acrilamidas, componentes potencialmente cancerígenos. El aceite que consumimos se convierte directamente en grasa corporal. Este fenómeno sucede porque el aceite "refinado" es una grasa "aislada" de los demás nutrientes. No se ve esto en los alimentos naturales como las verduras o frutas, donde el aceite no refinado es digerido por el organismo de manera sana.

Pasteles o pastelillos (tortas): Su ingrediente principal es la harina blanca, este no es un alimento sano: todo lo contrario, fomenta la acumulación de grasa corporal. También llevan mucha azúcar, y en ocasiones crema o betún, ingredientes cargados con grasas dañinas para nuestro cuerpo. Son un verdadero festín "chatarra", una bomba engordante. Si usted quisiera hacer engordar a alguien, o peor aún, hacerlo enfermar, podría darle de comer diariamente pasteles, donas, frituras y caramelos.

Refrescos (sodas o gaseosas): Su ingrediente fundamental es el azúcar, y demasiada para ser exactos. Puesto que lleva saborizantes artificiales y ácidos artificiales, requiere más azúcar para que el paladar lo perciba "balanceado" o "agridulce". Los demás ingredientes son sólo colorantes artificiales y agua carbonatada (se le inyecta monóxido de carbono al agua natural). Inclusive los refrescos "de dieta" son muy dañinos, hay indicios de que el aspartame y otros endulzantes "falsos" son cancerígenos y aún si no lo fueran, estamos metiendo a nuestro sistema digestivo sólo colorantes, endulzantes y saborizantes artificiales con gas, un gran concierto de ingredientes "chatarra".

Hay otros alimentos que no se perciben comúnmente como alimentos dañinos o "chatarra" pero que también están en la lista de comida que hace engordar rápidamente y daña la salud a mediano y largo plazo, ocasionando ataques cardiacos, diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, y muchas otras enfermedades.

Otras opiniones...

Por su parte el doctor Ian Campbell, presidente del Foro Nacional de la Obesidad, considera que las sugerencias de Vincent Marks son tonterías. "Sin duda, las comidas que tienen un alto contenido de grasa, azúcar y sal no son sanas", dijo Campbell.

"Hay una cuestión que tiene que ver con cómo definir 'comida basura' y estoy seguro de que nunca lograremos hacerlo absolutamente bien. Pero los productos alimenticios que alcanzan ciertos puntos de referencia, queriendo decir que tienen cantidades inaceptables de grasa o azúcar, se consideran con razón no saludables".

El doctor Campbell dice que "la evidencia de que la comida con grandes cantidades de grasa y azúcar contribuye a la obesidad -que es un grave problema tanto en niños como en adultos- es absolutamente clara".

Volver arriba Volver al Inicio