Cocina & Salud > Cocina

Preparaciones rápidas de cocina Macrobiótica

Preparaciones rápidas de cocina Macrobiótica
En este momento carecen de tiempo para complicarse demasiado en la cocina y la cocina Macrobiotica suele requerir mayor preparacion.

Conozca algunos trucos básicos para salir de apuros, y las recetas simples y veloces que pueden ocupar el poco tiempo de la mejor manera

En la cocina las actitudes fundamentales son dos: conocimiento y creatividad.

Podemos divertirnos muchísimo creando texturas, colores y sabores una vez que hayamos entendido la premisa básica: la alquimia de nuestro laboratorio sagrado que contribuye a crear diversos niveles de salud en la medida en que sepamos regular las leyes universales del equilibrio dinámico. ¡Ay! Todo esto parece muy difícil de adquirir y digerir, pero es un conocimiento universal subyacente en el inconsciente colectivo de la humanidad. Basta echar una ojeada en los capítulos anteriores, pedir ayuda profesional si los recursos económicos nos son favorables ( y si no, pedir ayuda divina) y poner manos a la obra para tratar de equilibrarnos. En la medida que lo logremos aumentará nuestro bienestar y sabiduría, nuestra intuición sagrada que proviene de las entrañas y nos llevara por los caminos ciertos dentro lo posible. Podremos crear infinitamente, por ahora aquí van algunos modelos básicos:

Para el Desayuno

Café de granos

Energético, ideal para tomar por las mañanas ( puede ser con granola). Ponemos partes iguales de trigo entero y porotos aduki en la sartén, y tostamos hasta oscurecer bien ( puede ser en el horno). Utilizamos 3 cucharadas de esta preparación por litro de agua, hirviendo 15 min. , a fuego bajo. Guardamos el resto en frasco de vidrio. Es muy fortificante y depurador en los riñones, se puede utilizar en combinación con la leche de cereales.

Cebada Util

La cebada es un cereal óptimo y muy versátil; por sus virtudes benéficas - para el hígado, sistema nervioso, cabellos, piel e intestinos-, lo segundo por su capacidad de uso en diversos platos, dulces o salados. Si bien no es un cereal de fácil aceptación, el saber prepararlo en formas placenteras y decorativas subsanará este inconveniente, redundando en beneficio para toda la familia. En este caso, y como la cocción adecuada requiere cierto tiempo, cocinaremos ½ kilo de cebada en suficiente agua como para que quede cremosa

(1 hora de cocción y si hay previo remojo mejor) , 3 a 4 veces la proporción de cereal, Uds. Calculen. Luego podemos servirla con 2 cucharadas de porotos (colorados, aduki o Regina) cocidos, con shoyu y cebolla de verdeo espolvoreada; acompañar con vegetales en nishime o al vapor. O hacer una sopa de vegetales cortados muy pequeño- lo máximo posible, cebolla rehogada, zanahoria, calabaza, apio y puerro (o choclo y verdeo, brócolis, Bruselas, etc.)

Añadir miso al caldo y un poco de cebada cocida- y alga nori wakame tostada y desmenuzada si no se colocó un trozo de alga kombu al inicio de la cocción. Para desayunos: cebada con miso y un poco de gomasio y cebolla de verdeo espolvoreados: muy energético y purificador. O meriendas (especialmente infantiles): cebada con compota de frutas desecadas y frescas (combinadas: ciruelas, peras, durazno, pasas de uva, con manzanas o peras frescas), vainilla natural o canela, cáscara de limón o naranjas sin pintar, cuidado!.. O cebada espolvoreada con granola- ver otros recetarios - o granola rápida en este mismo ejemplar. Además se puede cocinar con más líquido y licuar o filtrar para hacer leche de cereales para niños y bebes.

Leche rapida de avena

Para desayunos en días de apuro, y dar a nuestros hijos una leche de mejor-mucho mejor! Calidad nutricional que la vacuna o la de soja, no tan buena sin embargo como la leche de cereales indicada en la sección de cocina curativa. Ponemos a cocinar una taza de avena arrollada con 4 tazas de agua fría, revolviendo cada tanto hasta levantar hervor, hervimos ligeramente y apagamos, dejando reposar.

De esta manera aprovechamos mejor los valores nutritivos de este cereal. Si deseamos endulzar, podemos hacerlo con miel de cereales o amazake, o en el caso más común, con miel de abejas, debiendo en este caso colocarla durante la cocción, para no estropear la textura de la avena. También podemos utilizar este preparado como sopa, con miso y cebolla de verdeo, o con algunos vegetales variados (incluso sobrantes de otras preparaciones).

Granola veloz

Para un desayuno apurado, donde no tenemos nada excepto te o leche de cereales. Colocamos avena arrollada en una sartén seca ( unos 200 gr ), 50gr de coco rallado ( o un poco de canela), semillas de girasol, nueces, almendras o lo que tengamos a mano, pasa de uva y alguna otra fruta desecada en trocitos. Tostamos a fuego bajo, mezclando cada tanto, agregamos un poco de miel derretida- unas dos cucharadas como para unir, y terminamos de dorar. Dejamos enfriar y secar para que quede crocante, o utilizamos inmediatamente si es necesario. Con un poco más de miel adquirirá consistencia de turrón al secarse. Echar 2 a 4 cucharadas por taza de leche o café de cereales, o té bancha, y disfrutar. Podemos emplear miel de arroz o dulce natural para endulzar, será mejor.

Entremeses

Pickles rapidos de nabo y zanahorias

O rabanitos, aunque los daikon y zanahorias son ideales. Cortados en finas tajadas diagonales complementan idealmente un sándwich de seitán o cualquier sándwich o canapé vegetal ( y también animal, para quienes estén en dieta de transición, ayudan a disolver las grasas).

Se cortan los vegetales en la forma indicada y se sumergen en frascos de vidrio con mitad de agua purificada y mitad de shoyu ( antiguamente utilizábamos agua hervida hasta que descubrimos que este sólo aumentaba los metales pesados y contaminantes incluidos en el agua “potable”. Dejamos estacionar en lugar fresco y guardamos en heladera- pero podemos consumirlos casi el mismo día de su preparación.

Potaje de garbanzos

Delicioso como entrada y plato fuerte, pudiendo ser seguido sólo de arroz integral y ensalada cruda o cocida, o bien acompañado como principal con algún pan de cereal ( p.ej: pan de sartén hecho con granos de cereales).

Ponemos a cocinar los garbanzos remojados desde la noche anterior; o bien, estamos en un día de apuro y tenemos que salir por un par de horas, sin saber que cocinar: colocamos los garbanzos ( 2 cucharadas por persona, mínimo) con un buen trozo de alga kombu, y calabaza okkaido- u otra disponible-cortada en cuadraditos, agua suficiente para doblar por lo menos la preparación, dejamos levantar hervor y colocamos difusor. Podemos salir con tranquilidad por un par de horas, que a nuestro regreso estará todo pronto para agregar apio cortadito, y granos de choclo ( de los cuales habremos colocado el marlo primero en la preparación, antes de irnos).

Salamos en ese momento y dejamos cocinar los vegetales, sirviendo al final con cebolla de verdeo picada ( se puede agregar puerro durante la cocción).En esta receta yo substituí el alga kombu por un puñado de algas hijiki, muy ricas en calcio y especiales para embarazadas y anémicas.

Preparaciones para la Cena

Guiso de lentejas completo

Plato reconfortante especial para embarazadas, anémicos y personas debilitadas. Lo utilizamos como acompañamiento de una porción de mijo arroz integral, con cebollita de verdeo. Ponemos a cocinar ¼ kilo de lentejas con una cucharada de algas hijiki, todo previamente lavado, y sin sal, como corresponde a las legumbres. Aparte rehogamos una cebolla grande cortadita, dos zanahorias chicas en cuadraditos, ¼ kilo de calabaza en cubitos, dos zapallitos ídem, y puerro o cebolla de verdeo, salando los vegetales desde el comienzo o colocando shoyu al final- cuando las verduras estén tiernas, si no el shoyu no será absorbido y la preparación perderá sabor- . Agregamos este nituke a las legumbres y terminamos la cocción, debe quedar como una sopa espesa ( ajustar el líquido).

Ensalada y cocida completa

Aparte del arroz y de una sopa ligera de verduras y algas, no necesitamos nada más que este plato para formar un menú completo. Cocinamos porotos regina ( dos cucharadas por persona, cocidos) con algas hijiki, hasta quedar bien blandos. A parte escaldamos vegetales cortaditos: chaucha, zanahoria y repollo, ¼ kilo de cada uno – para una familia tipo- cocinados en agua hirviendo un par de minutos. Mezclamos con los porotos aderezando con ajo y perejil, shoyu y limón, y algún aceite de buena calidad ( lino, girasol, sésamo ). Dejamos el agua de cocción para la sopa.

Potaje de garbanzos completo

Podemos servirlo como plato único, o enriquecerlo con pan de cereal y una ensalada. Ponemos en remojo los granos, o bien, si tenemos que salir o dedicarnos a una otra actividad, lo dejaremos un buen par de horas sobre el fuego- mínimo, con difusor si hace falta- sin temor ni preocupaciones. Empleamos ¼ kilo de trigo entero ( o maíz, también sin pelar,), 150gr de garbanzos, un trozo de alga kombu y medio zapallo okkaido cortado en trozos. Ponemos a cocinar todo junto, con abundante agua ( dos veces más por lo menos), y dejamos levantar hervor antes de dejar con difusor para la cocción prolongada. Cuando todo esta bien tierno agregamos medio kilo de repollitos de brucélas cortados en rodajas, salamos o añadimos shoyu y terminamos de cocinar. Apagamos el fuego y echamos 150gr de cebolla de verdeo picada, mezclando bien. Servir en cazuelas o platos hondos.

Minestron

Practico y delicioso, este es un menú completo, pletórico de nutrientes necesarios a nuestro intenso vivir. Para 4 o 5 personas, tomamos una olla bien grande y rehogamos 1/3 o ¼ de taza de hongos secos cortaditos en 2 cucharadas de aceite de sésamo ( puede ser tostado),salando ligeramente con shoyu. Agregamos 2 tazas de arroz integral lavado y 1 taza de porotos aduki remojados la noche anterior- si se verifica que no son de cosecha fresca. Añadimos un trozo de alga kombu y 6 tazas de agua purificada ( incluyendo la del remojo del aduki).

Después de 45 minutos de cocción agregamos los vegetales: ¼ kilo de calabaza cortada en trocitos, 1 zanahoria de la misma forma, 3 o 4 ramitos de brócolis cortaditos, ¼ kilo de repollitos de Bruselas enteros o trozados- según tamaño- y 2 cebollas de verdeo que mejor espolvoreamos al final de la cocción finamente picadas ( al apagar el fuego).

Podemos salar al comenzar el hervor, o aderezar al final con shoyu o miso si la persona tiene problemas con la asimilación de la sal. Servir con cucharón en platos o cazuelas en porciones generosas- recordar que es plato único, ideal para otoño o invierno, para personas desnutridas, diabéticos, y cualquier régimen o tratamiento en general, se adapta maravillosamente. La cocción total ( incluida la final de los vegetales) lleva de 1 hora a 1 hora 30, verificar. Por la noche, si tenemos sobras de este plato, podemos agregar 200 g de fideos soba, hervidos, junto con el caldo de cocción y un poco mas de brócolis y zanahoria finamente cortados. Mezclar para hacer una sopa ,añadir miso y servir con cebolla de verdeo y perejil picados.

Este plato y sus variantes- con otros cereales y legumbres, otros vegetales de raíz, rastreros y de hoja en buena combinación- puede ser utilizado varias veces por semana, a veces complementado por algún pan de cereales integrales y alguna ensalada ( rúcula, radicheta, achicoria, hakusay, diente de león). De esta manera nos aseguramos el mantenernos fuertes, con energía saludable y pensamiento claro, libres de enfermedades e infecciones.

Ensalada de kale con gomacio

Para fortalecer la sangre, depurar, mineralizar y vitalizar. El kale es una crucífera deliciosa y poco conocida, sino la podemos obtener la remplazaremos con hojas tiernas de brócolis. Cortamos la verdura en tiras muy finas y aderezamos con aceite de lino- u oliva-, shoyu, jugo de limón, y espolvoreamos con gomasio. Nos brinda calcio, hierro, y protección contra la contaminación ambiental, interna y externa.

Trigo con arvejas

Plato muy energético y novedoso, a la vez que sabroso y liviano. Ponemos de remojo ½ kilo de trigo entero junto con 150gr de arvejas secas enteras ( en verano podemos agregarlas frescas al final ). Cocinamos con un trozo de alga kombu para dar mayor digestibilidad a la cocción. Cuando los granos están tiernos ( debe quedar con un poco de caldo) añadimos sal, y un nituke que preparamos a parte, rehogando a fuego alto una cebolla cortada en juliana fina, y unos tallos de cebolla de verdeo. Salar y dejar dorar. Añadir una zanahoria grande cortada en tiras muy finas- estilo kimpira-, un poco de daikon de la misma forma, un poco de hojas de nabo y zanahoria y cebolla de verdeo. Revolver a penas y echar con los granos. Dejar cocinar apenas y apagar el fuego ( los vegetales deben quedar crocantes). Delicioso y colorido, especial para otoño o primavera.

Sopas

Sopa de arvejas con wakame

Para momentos de apuro, y completar un menú de cereales y verduras, o acompañar con pan de sartén en una cena ligera ( tal vez alguna ensalada?) . Lavar arvejas secas en lo posible tiernas –cosecha del año-, 2 a 3 cucharadas al menos por comensal, y poner a cocinar con alga wakame cortada en trocitos (1/3 de las arvejas).

Cocinar hasta que estén deshechas y cremosas, aderezar con miso y cebolla de verdeo picada (o nira o ciboulette).

Sopa de Avena con hojas de nabo

Rápida y eficaz para aprovechar estas excelentes hojas ricas en calcio y hierro, se puede utilizar como desayuno, o parte de un menú. Ponemos a hervir 2 cucharadas de avena arrollada por taza de agua, picamos las hojas de nabo o daikon bien finas, cocinamos con un hervor ligero y dejamos reposar, aderezando con miso. Ideal para anemia y descalcificación.

Sopa de avena con cebolla y hojas de rabanito

Una variante sabrosa y energética de la receta anterior. Rehogamos cebolla cortada en aceite de buena calidad- puede ser de oliva o sésamo-, salados ligeramente y añadimos hojas de rabanito picadas, agregamos la avena y el agua en la proporción indicada anteriormente, cocinando hasta que los vegetales estén tiernos. Sazonar con miso o shoyu de buena calidad.

Sopa ligera

Esta sopa colorida y nutritiva es muy simple y sabrosa además. Rehogamos uno o dos dientes de ajo picaditos, 2 o 3 cebollas de verdeo en rodajitas, añadimos ½ kilo de calabaza en daditos y ¼ de repollitos de bruselas en rodajas. Echamos suficiente agua o caldo de kombu ( 1 litro por lo menos) y dejamos hervir hasta tiernizar.

Aderezamos con miso al final, o salamos desde el comienzo de la cocción - de todos modos, salaremos ligeramente el ajo y las cebollas para retener las enzimas de los vegetales-. Podemos utilizar como comida ligera junto con un pan de cereales, o acompañar una comida completa ( cereales, legumbres y verduras).

Pizzas

Pizza de vegetales frescos

Esta es una práctica y deliciosa variante de las pizzas ya conocidas. La masa la preparamos como es habitual con harina integral superfina, una pizca de sal y una pizca de levadura seca; agua tibia para unir y algo de aceite de buena calidad si tenemos (si no, es preferible obviar el aceite).Hacemos una masa blanda y trabajamos un poco dejando reposar en recipiente plástico cubierto con un paño para que tenga color. Mientras tanto, preparamos los vegetales en forma de ensalada: cebolla cortada en juliana fina, zanahoria rallada, apio cortado muy fino y cebolla de verdeo, aderezando con sal o shoyu, aceite de oliva, orégano y ají molido o pimentón.

Dejamos reposar mientras leva la masa. Cuando ésta se encuentra hinchada y esponjosa, la extendemos en pizzera aceitada y cubrimos con el preparado de vegetales crudos, escurriendo el liquido. Presionamos para adherir a la masa y horneamos hasta dorar. Podemos cubrir con tofu picado o licuado y aderezado con orégano y shoyu, aceitunas negras, etc, para un toque especial. Y para las personas que se encuentran en dieta de transición, sin haber abandonado los lácteos, un toque de queso derretido hará de esta pizza una favorita ( de cualquier miembro de la familia o invitados).

rapida de avena

Exquisita y crocante para salir de apuros, complementando una sopa completa ( de verduras y cereales ), o como parte de un menú. Hacemos una masa blanda rápidamente,60% de harina integral y 40% de avena arrollada fina. calculando rápido- una pizca de levadura seca y pizca de sal marina. Tapar y dejar levar, estirar y cubrir con cebollita de verdeo picada aliñada con shoyu. La masa debe ser bien fina para resultar crocante.

Hamburguesas

Hamburguesas de arroz con semillas de girasol

Esta es una solución rápida para utilizar en forma creativa restos de arroz cocido, también pueden complementar el potaje de la receta anterior junto con una ensalada verde. Simplemente se humedecen las manos con unas gotas de shoyu para dar forma a las hamburguesas, y se les adhieren unas semillas de girasol que luego se tostarán junto a la preparación en la sartén aceitada, de ambos lados.

Hamburguesas proteicas

Para aprovechar restos de arroz y legumbres (porotos tapes, garbanzos, etc). Unimos amasando con las manos y agregamos ajo, perejil, albaca u orégano, y avena arrollada para unir - por lo menos media taza de arroz y porotos - . Salamos o añadimos shoyu al preparar, damos forma de hamburguesa con las manos ligeramente húmedas, apretando bien. Si tenemos una dieta restringida en sal, podemos por lo menos humedecernos las manos con unas gotas de shoyu, esto beneficiará las células con una mayor asimilación - ya que no es nada bueno prescindir completamente de sal -.

Cocinamos en sartén o asadera aceitada, hasta dorar de ambos lados. Acompañar en la cena con una ensalada de hojas verdes (berro, diente de león, rúcula, radicheta, kale, hakusay, hojas de rabanito con rodajas de los mismos) con o sin zanahoria rallada; - aliñar con aceite de lino shoyu y limón-. O como relleno de un sándwich de pan integral, con verduras y brotes, se puede acompañar en ambos casos con la sopa de receta que sigue.

Postres

Gelatina de manzanas y ciruelas

Postre Delicioso y refrescante, ideal para la primavera. Especial para problemas de estreñimiento, ya que es suavemente laxante. Pelamos y cortamos en trozos 7 manzanas medianas- podemos utilizar ácidas y dulces-, o sólo ácidas, ya que el sabor final es muy dulce. Colocamos para cocinar en olla tapada, con poco agua para cubrir el fondo; cuando están desechas y cremosas añadimos una cucharada al ras de agar agar disuelta en agua fría, y algunas ciruelas secas trozadas. Cocinamos diez minutos más y colocamos en el molde o budinera para enfriar. En verano podemos añadir frutillas o cerezas, kiwi, anana, etc.

Crema de manzana verde con canela

Este es un postre delicioso, suave y muy “Light”, fácil de hacer y de digerir (desde bebes a tercera edad). Puede comerse solo o combinado con arroz moti cocido, en este caso resulta especialmente energético y revigorizante.

Pelamos manzanas verdes - es claro que si son orgánicas mejor - si no al menos buscar las de tamaño pequeño. Cortamos en trocitos y ponemos a cocinar en olla tapada con una pizca de sal marina- sin o casi sin agua-, a fuego mínimo hasta que quede deshecha y cremosa. Dejamos enfriar y servimos con un poco de canela.

Budin de mijo con ciruelas y pasas

Este postre delicioso y energético es además muy fácil de preparar y de conservar (en tiempo fresco, no necesita heladera por 2 a 3 días, se conserva en heladera por al menos una semana). Para ¼ kilo de ciruelas secas- descarozadas en lo posible, o al menos lavadas y remojadas, - se pueden quitar los carozos al principio o al final, como resulte mas cómodo- colocamos 1 taza y ¼ de mijo y 4 de agua, pizca de marina y cocinamos todo junto 30/40 minutos, siempre a fuego muy bajo con difusor para evitar que se pegue. Mezclamos bien, agregamos un puñado de pasas de uva para un delicioso contraste de sabores acido- dulce, y colocamos en molde o tartera limpios, espolvoreando con coco rallado. Mineralizante y fortalecedor.

Budin de mijo con peras y almendras

Variante del anterior, substituyendo las ciruelas por peras secas, y espolvoreando con almendras tostadas y picadas (no lleva pasas).

A la hora del té

Mermelada multiuso

Esta mermelada es una de las más rápidas y saludables- además de económicas- que podremos hacer para nuestros hijos, además de ser deliciosa y versátil.

Compramos1/2 kilo de frutas desecadas surtidas-para compota mixta-de las más baratas y oscuras, son las de mercado interno, no para exportación; por eso supuestamente tiene su coloración natural y no han sido blanqueadas con químicos.

De todos modos, si podemos comprar fruta- sobre todo orgánica-en su estación, y secarla al sol, el resultado será espectacular. Debemos colocarlas en un lugar adecuado y cuidarlas de insectos, lo cual nos demandará cierto trabajo. De todos modos, sean compradas o propias, siempre tendremos que lavarlas bien antes de consumirlas.

Ponemos estas frutas en remojo ( si tenemos suerte o poder de observación, conseguiremos duraznos, peras, damascos y ciruelas principalmente, pocos pelones que tienen demasiado carozo, y nada de manzanas secas, carentes de sabor y minerales ( la manzana es un caso especial, diferente a las demás frutas, que poseen mayor dulzor y concentración de minerales en su forma desecada. Para mayor información, ver Transmutaciones biológicas de Louis Kervan, un libro que no tiene desperdicio). Luego cocinamos las frutas con el agua de remojo hasta que estén bien tiernas. Aquí tenemos varias posibilidades: utilizar las frutas como postre ( compota) o merienda ( combinadas con cereales: avena, cebada cocida, mijo, arroz integral, etc.; una solución muy fácil y rápida) o pisar las frutas como mermelada para untar en panqueques y panes integrales, galletas de arroz, etc; y el jugo diluido con agua o mezclado con jugos naturales ( p.ej. naranja) como bebida agradable para los niños ( y para el niño que llevamos dentro, al que no debemos descuidar). Las opciones son infinitas - gelatinas con agar-agar, rellenos de tartas, agregado de un poco de avena arrollada y canela o cáscara de limón, con horneado posterior para hacer una torta de frutas, etc. Uds. eligen y practican.

Torta rapida de frutas

Esta Torta es una fácil y exquisita solución para salir del paso si tenemos “invitados” para la hora del te, como merienda de los niños o un cumpleaños inesperado.

Hacemos un puré de bananas ( 6 o 12, según tamaño de la torta), agregamos manzanas ralladas-3 o 6, ídem- un poco de canela, cáscara de limón o naranja, pasas de uva o ciruelas trozadas, y avena arrollada suficiente como para hacer una pasta cremosa. Colocamos en tartera o asadera aceitada, cubrimos con coco rallado-se pueden colocar almendras, nueces o frutillas- y horneamos hasta secar y dorar ligeramente la superficie. Se puede cortar en cuadrados y servir como masitas.

Dulce de ciruelas y manzana verde

Colocamos en la olla las manzanas peladas y trozadas – esta vez solo verdes- y añadimos las ciruelas enteras desde el principio, con un poquito de agua “mínimo”. Cocinamos todo junto hasta poder desprender fácilmente los carosos de las ciruelas, y dejamos que todo se deshaga y se espese, mezclando bien. Guardamos en la heladera en frasco de vidrio o similar.

Pan de sarten ( común o con cebada)

El pan de sartén o chapati - que ya hemos visto hasta el cansancio en otros recetarios- es la forma mas práctica y rápida de proveerse de un pan integral, saludable y energético, a la ves que amasado por nuestras propias manos, por lo tanto, de calidad superior. La manera más común de prepararlo es la mezcla de harina integral, sal y agua tibia o a temperatura ambiente- no lleva levadura ni horno, por lo tanto es muy digestivo-. Formamos una masa elástica que no precisa de mucho amasado, dejamos reposar o estiramos inmediatamente de medio centímetro de espesor, y del tamaño de la sartén donde lo vamos a cocinar. Aceitamos una sola vez y doramos por ambos lados, a fuego medio. También podemos mezclar dos partes de harina integral con una parte de avena arrollada- mas proteico- o harina de maíz, centeno, etc. La forma más saludable y nutritiva de hacer este pan es utilizando restos de cereales cocidos- cebada , arroz, moti, miso, trigo, etc -. Podemos emplear la cebada cocida en forma cremosa, agregando sal y harina suficiente para formar la masa.

Estirar sobre mesada ligeramente aceitada y cocinar en sartén destapada, igual que el anterior. Queda delicioso y más completo y digestivo. Podemos acompañar con una sopa de cereales o legumbres, rellenando con verduras crudas o cocidas a vapor, nituke, pasta de porotos- en cuyo caso la sopa cera de verduras, con muy poco o nada de cereal- . Agregamos una ensalada verde al final para mejor digestión y asimilación.

Par una sabrosa merienda podemos untar con las mermeladas anteriores, y acompañar con leche de cereales o un té de cebada o arroz tostados, o de hierbas.

Biscochos de avena rápidos

Otra receta para salir de apuros en: desayunos, meriendas, picnics, comida de viajes, trabajo, etc. Mezclamos la avena arrollada con agua natural y un poco de sal marina ( para biscochos salados), formando una masa blanda y cremosa que se pueda poner por cucharadas en sartén o placa de horno aceitada. Dejamos reposar un poco pues la avena tiene la costumbre de secarse al absorber el líquido. Agregamos más si hace falta, ponemos por cucharadas y horneamos hasta dorar ambos lados. Si se cocina en sartén, deberá taparse y a fuego mínimo.

Biscochos dulces: Procedemos de la misma manera, utilizando en lugar de agua, manzanas ralladas o ácidas, restos de compota de fruta, ciruelas secas cocidas con su jugo, etc. Añadimos canela, cáscara de limón o naranja, pasas de uva, nueces, etc. Cocinamos igual al anterior, y podemos guardar por varios días ( si nos dejan)

Volver arriba Volver al Inicio