Warning: embed_me.html could not be embedded.
La Compra y el
Almacenamiento de los Alimentos
Sección - Cocina >>

-
Es importante tomar precauciones cuando compre y almacene sus alimentos para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos.
-

Todos los alimentos pueden contener algunas bacterias naturales y el manejo inadecuado da a las bacterias una posibilidad de crecer. Los alimentos contaminados o no limpios pueden ser muy peligrosos, en especial para niños y ancianos. Sigue estos consejos para evitar la contaminación de los alimentos.

La Compra

Tenga precaución cuando compre sus alimentos.

  • Compre las cosas refrigeradas o congeladas después de comprar las cosas duraderas.
  • Nunca escoja carne o ave con la envoltura rota o que esten goteando.
  • No compre alimentos que tengan una fecha de venta, o de uso, vencida.
  • Ponga las carnes y aves crudas en bolsas de plástico para que los jugos de estos no contaminen los alimentos ya cocidos o los que se comen crudos, como frutas y verduras.
  • Vaya directamente de la tienda a su casa. Si usted vive a más de 30 minutos de la tienda, o si el clima está caluroso, use una hielera portátil para transportar los alimentos perecederos.

El Almacenamiento

Almacene sus alimentos de forma apropiada.

  • Siempre refrigere los alimentos perecederos dentro de un plazo de dos horas (una hora si la temperatura ambiente está por encima de 90 ºF). Las bacterias dañinas que causan intoxicaciones alimentarias crecen rápidamente a temperatura ambiental.
  • Verifique la temperatura de su refrigerador y su congelador con un termómetro. El refrigerador debe de mantener una temperatura de 40 ºF o menos, y el congelador, 0 ºF o menos.
  • Cocine o congele las aves, pescados, carnes molidas, y visceras (hígado, riñones, mondongo) crudas dentro de dos días; las carnes de res, ternera, oveja, o de cerdo, dentro de tres a cinco días.
  • Los alimentos perecederos como carnes y aves se deben de envolver bien para que no entre el aire y así mantengan la buena calidad, y para prevenir que los jugos goteen sobre otros alimentos.
  • Para mantener la buena calidad cuando congele carnes y aves en su paquete original, envuélvalos con papel de aluminio o envoltura de plástico que están recomendados para uso en el congelador.
  • En general, alimentos enlatados que contienen mucho ácido, como los tomates, las toronjas, y las piñas, se pueden guardar en la alacena por 12 a 18 meses. Los alimentos enlatados de poco ácido como las carnes, aves, pescados y la mayoría de las verduras, duran de dos a cinco años -- si las latas se mantienen en buen estado y se han guardado en lugar fresco, limpio y seco. Deseche las latas que estén abolladas, oxidadas, abultadas o goteando.
  • Sigue los tiempos en la tabla en la página próxima para que los alimentos refrigerados no se arruinen ni se hagan peligrosos para consumir.

Tabla de almacenamiento en frío

Nota: Debido a que la congelación (a 0 ºF o menos) mantiene indefinidamente la seguridad de los alimentos, los tiempos recomendados del almacenamiento se refieren sólo a la calidad.

Producto
Refrigerador (40 ºF)
Congelador (40 °F)
PRODUCTOS LÁCTEOS
Leche
5 a 7 días No congelar
Leche cortada
1 a 2 semanas No congelar
Leche enlatada (abierto)
3 a 5 días No congelar
Yogur, requesón, ricotta
7 días No congelar
Queso duro, (como Cheddar, suizo) 6 a 12 semanas 6 a 12 meses
Queso blando (como blanco, fresco, asadero) 1 a 3 semanas 6 meses
Helado es necesario congelar 2 meses
HUEVOS
Frescos en el cascarón 3 a 5 semanas No congelar
Huevos duros 1 semana No congelar
CARNE FRESCA
Chuletas, asados y filetes de res 3 a 5 días 6 a 12 meses
Hamburguesa, carne para guisos y carne picada 1 a 2 días 3 a 4 meses
Chuletas y asados de cerdo 3 a 5 días 4 a 6 meses
Salchichas crudas de pollo, pavo, cerdo, res 1 a 2 días 1 a 2 meses
Pollo o pavo 1 a 2 días 9 a 12 meses
CARNE COCIDA
Chorizos ahumados 7 días 1 a 2 meses
Jamón, completamente cocido, rebanadas 3 a 4 días 1 a 2 meses
Carne cocida y guisos de carne 3 a 4 días 2 a 3 meses
Salsa y caldo de carne 1 a 2 días 2 a 3 meses
Sobras de aves cocidas 3 a 4 días 4 a 6 meses
PRODUCTOS PREPARADOS Y PRODUCTOS SELLADOS AL VACÍO
Ensaladas de huevos, pollo, jamón, atún y macarrones 3 a 5 días No congelar
Carnes preparadas y quesos (envase abierto) 3 a 5 días 1 a 2 meses
Perros calientes, carnes preparadas (envase cerrado) 2 semanas 1 a 2 meses
Perros calientes (envase abierto) 1 semana 1 a 2 meses
PESCADO Y MARISCOS
Pescado blanco y no grasoso (bacalao, platija, abadejo) 1 a 2 días 4 a 6 meses
Pescado grasoso (pez azul, caballa, salmón, etc.) 1 a 2 días 2 a 3 meses
Pescado cocido 3 a 4 días 4 a 6 meses
Cangrejos y langostas vivas El mismo dia de compra no congelar
Almejas y mejillones vivos 2 a 3 días no congelar
Ostras vivas 7 a 10 días no congelar
Ostras sin concha 5 a 7 días 3 a 4 meses
Camarones, visceras y carne de cangrejos 2 a 3 días 3 a 4 meses

El consumo idóneo de los alimentos

A diario
Lácteos, aceite, verduras, frutas, pan y otros cereales, patatas y agua.

Consumo semanal
Pescados (3-4 raciones por semana), carnes poco grasientas (3-4 raciones por semana) y huevos (3-4 raciones por semana), legumbres (2-4 raciones por semana), cereales como arroz y pasta (2-4 raciones por semana) y frutos secos (3-7 raciones por semana).

Consumo ocasional
Grasas (salvo aceites de oliva y semillas; girasol, maíz, soja, etc.), dulces, bollería, caramelos, pasteles, refrescos, helados... Carnes grasas y embutidos.

Cantidades
Las raciones -cantidad de consumo por persona que se considera adecuada-, cambian en función de la edad, del sexo y del desgaste físico de cada persona. Las necesidades de una que trabaja sentada y sin realizar ejercicio son distintas a las de quien lo hace en la construcción, la industria del metal o en actividades que implican un mayor gasto de energía. Una persona sedentaria debería elegir alimentos poco grasos y poco azucarados (lácteos desnatados, carnes y derivados magros, etc.), y controlar el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono (cereales, patatas, legumbres) y aceite. Si la persona tiene un trabajo en el que consume mucha energía, le conviene aumentar la cantidad de alimentos ricos en hidratos de carbono, como cereales (arroz, maíz…) y derivados (pan, pasta alimenticia, galletas, etc.), patatas y legumbres y aceite.

Conservación de los alimentos en casa

En el frigorífico

  • 1 día: pescado fresco y carne picada.
  • 2-3 días: carne cocida o cruda y pescado cocido.
  • 3-4 días: leche previamente abierta, verduras cocidas y postres caseros.
  • 4-5 días: verdura cruda y conservas abiertas.
  • Hasta 5 días: platos preparados (guisos y estofados, potajes…)
  • 2-3 semanas: huevos.

En el congelador

La temperatura ideal para conservar los alimentos congelados es de 18ºC bajo cero como mínimo.

  • Carnes y aves: antes de congelarlas conviene sacar el producto del envase inicial, quitar parte de la grasa visible y los huesos.
  • Pescado: podemos pedir en la pescadería que lo preparen para congelar. Si se hace en casa hay que quitarle las escamas, destriparlo, quitarle la cabeza, lavarlo y secarlo antes de congelar.
  • Verduras: se cocinan previamente, o al menos se les da un escaldado o blanqueado. Es decir, se sumergen en agua hirviendo durante unos dos minutos. Una vez realizado el escaldado, se escurren y dejan enfriar antes de envasarlas para mejorar su conservación.
  • Huevos: sólo se pueden congelar ya batidos. Si no se quiere batir hay que separar las yemas de las claras y guardarlas en tarritos de cristal.
  • Platos preparados: se pueden congelar todo tipo de guisos. Lo más práctico es hacerlo en un envase apto para el microondas, lo que posibilita que la descongelación y el calentamiento posterior se realice en el propio envase.
  • Patatas y pasta: aunque se podría hacer, no conviene someter a estos alimentos a congelación, las patatas se endurecen y la pasta se ablanda.

Consejos para la descongelación

Una vez realizada, los alimentos se deben cocinar y consumir lo antes posible. La descongelación se puede realizar en la parte menos fría del frigorífico o bien con ayuda del microondas (mejor para piezas pequeñas que grandes), pero nunca a temperatura ambiente dado el riesgo de intoxicaciones.

Compra planificada

Atrás quedaron los tiempos en los que la compra era diaria, por eso organizar el viaje al supermercado, sea semanal, quincenal o mensual, se ha convertido en una tarea a la que merece dedicar esfuerzo previo. Qué se debe comprar…

A diario
- Pan, si bien se puede recurrir al de molde de larga duración o a los biscotes.
También se puede congelar, de modo que basta con sacarlo del congelador por la noche y depositarlo en la nevera, para poder consumirlo al día siguiente.

Semanalmente
- Fruta y verdura, yogures, queso, carne y pescado frescos. En el caso de estos dos últimos, al estar presentes en casi todas las recetas lo más cómodo es comprar cantidades importantes de carne y pescado y congelarlas en paquetes pequeños (raciones para una o más personas). El pescado se puede adquirir ya congelado. También algunos derivados cárnicos (jamón serrano y cocido en lonchas, etc.) se pueden congelar.

Mensualmente
- Pasta, arroz, legumbre, patatas y cebollas de guisar, ajos, aceite, harina, azúcar, leche de caja, conservas, congelados (carne, pescado, verduras, etc.). Casi todos ellos se pueden comprar casi sin límite de cantidad y almacenarlos, ya que tienen una vida útil muy larga.


ARTICULOS RELACIONADOS

Warning: embed_me.html could not be embedded.

Warning: embed_me.html could not be embedded.
Warning: embed_me.html could not be embedded.