Cocina & Salud > Salud & Alimentos

El chocolate, ¿sane o perjudicial?

El chocolate, ¿sane o perjudicial?
Pensar que el chocolate sea sano suena como un sueño hecho realidad. Aunque todavía no haya ganado el estatus de un alimento saludable, la reputación del chocolate está en aumento, pues un número creciente de estudios sugiere que puede ser una opción saludable para el corazón.

Además de su poder antioxidante y su influencia positiva sobre el estado de ánimo, también mantiene un buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y reducción de la presión arterial.

Varios datos históricos sugieren que el cacao se viene utilizando con una finalidad curativa desde hace más de dos mil años. Se han registrado más de 100 usos medicinales del cacao y el chocolate, entre los que se encuentran tratamientos para el cansancio, la delgadez extrema, la fiebre, la angina y los problemas cardíacos, la anemia, la falta de aliento y los problemas renales e intestinales.

En la actualidad, algunos pueblos indígenas de América Central y del Sur siguen utilizando distintas partes del árbol del cacao para preparar sus medicinas tradicionales. Gran parte de sus propiedades terapéuticas pueden atribuirse a unos compuestos, denominados flavonoides, presentes en grandes cantidades en los granos de cacao.

Los flavonoides son unos compuestos naturales que se encuentran en abundancia en las plantas y en los alimentos y bebidas de origen vegetal (leguminosas, frutas como la manzana y la uva, cacao, etc.). Aparentemente, tienen un papel funcional, ya que ayudan a la planta a reparar daños y la protegen de plagas y enfermedades.

Según un ultimo estudio publicado por el Journal of the American College of Cardiology indica que el consumo de flavonoides del cacao podría duplicar la cantidad de las células angiogénicas circulatorias del organismo, asociadas con la reparación y el mantenimiento de los vasos sanguíneos.

El estudio demuestra que estas ventajas del chocolate se deben a la unión de los efectos beneficiosos de los flavonoides, presentes de forma natural en el chocolate negro, que son responsables de una bajada moderada de la tensión arterial sistólica, junto con la acción de los esteroles vegetales añadidos, que producen una bajada de las cifras de colesterol total en torno al 2% y del LDL en torno al 5%. Cifras muy interesantes, si tenemos en cuenta que hablamos solo de dos barritas diarias.

Todo con moderación...

Si desea agregar el chocolate a su dieta, hágalo con moderación ¿Por qué?

La mayoría de chocolate comercial tiene ingredientes que añaden grasas, azúcar y calorías. Y el exceso puede contribuir al aumento de peso, un factor de riesgo para la presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

Elija el chocolate negro con un contenido de cacao de 65% o superior.

El chocolate debe ser consumido con moderación, ya que cantidades relativamente pequeñas como de seis a ocho gramos diarios de chocolate negro son suficientes para aprovechar sus beneficios nutricionales. Limítese a no más de 3 onzas (85 gramos) al día. Debido a que este importe podrá alcanzar hasta 450 calorías, es posible que desee reducir las calorías en otras áreas o reforzar el ejercicio para compensar.

Se debe evitar el consumo de chocolate a los cuales se le agregan azúcares refinados y grasas por la gran cantidad de calorías que contienen. Si se toma, debe ser con moderación y se debe estar completamente seguro que es un chocolate negro y puro, sin azúcares refinados ni grasas añadidas.

Por qué el chocolate comercial no es sano

El chocolate comercial, que se compra en el supermercado, por lo general, está mezclado con leche, azúcar o frutos secos. También pueden disponer de agregados de leche entera, jarabe de maíz, dulcificantes artificiales, soja, glutamato monosódico (MSG), y preservativos y estabilizadores.

Incluso existen «sucedáneos de chocolate» que tienen una calidad muy inferior y muy pocas propiedades reales del chocolate. Por ello, es importante leer bien las etiquetas al hacer la compra para saber con exactitud qué se está comiendo.

Cualquier chocolate que contiene el aceite vegetal incluye el aceite de palma. Los aceites a menudo vegetales se utilizan para sustituir la manteca de cacao al reconstruir el chocolate. El chocolate más sano es chocolate sano oscuro.

Referencias:
- Ariefdjohan MW, Savaiano DA. (2005) Chocolate and cardiovascular health: is it too good to be true? Nutrition Reviews, Dec; 63(12Pt 1):427-30.
- Ding E.L., Hutfless S.M., Ding X., Girotra S. (2006) Chocolate and Prevention of Cardiovascular Disease: A Systematic Review. Nutrition Metabolism (Lond) 3;3:2.
- Estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology. Septiembre 2010

Volver arriba Volver al Inicio