Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Desayunar cereales para perder peso

Desayunar cereales para perder peso
Es conocido que el habito de desayunar te ayuda a perder peso y que, por ser la primer comida del día, resulta fundamental su realización.

A pesar de saber que el desayuno es esencial en una alimentación saludable y que ésta comida debe incluir varios grupos de alimentos, nunca se ha relacionado la composición del desayuno con la pérdida de peso corporal

Un reciente estudio publicado en la revista Nutrition Bulletin señala que las personas que habitualmente ingieren cereales en su desayuno son más proclives a tener un punto menos en el índice de masa corporal (IMC) que aquellos que toman otro tipo de desayuno, con otros alimentos, o que no desayunan.

Esto significa que ingerir cereales en el desayuno da como resultado unos 2 o 3 kilos menos que si solo tomamos una tasa de té o café, o un jugo de naranjas. En la investigación se contemplaron factores como la edad, género, etnia, tabaco, ingesta de energía total, alcohol, actividad física y status económico. Pero aún así, la relación entre la ingesta de cereales en el desayuno y el menor IMC se mantuvo. Además, se demostró en otro estudio, que desayunar con cereales reduce la probabilidad de tener sobrepeso entre un 12% y un 20%.

También se sabe, por los datos estadísticos recabados, que los individuos cuyo desayuno se compone de cereales son más activos físicamente y consumen menos alcohol.

Quizá esto encuentre su causa en la importancia de los cereales en la dieta de los deportistas y, además, empezar un día con la mejor fuente de energía reduce la necesidad calórica y el apetito durante el resto del día.

Sin embargo, no olvidemos que siempre es recomendable la ingesta de cereales integrales y reducidos en azúcar, ya que de esta forma se contribuye aún más al descenso de peso corporal.

Este estudio confirma que el desayuno debe ser la principal comida del día, y por ello, debe proveer de la energía suficiente para iniciar las actividades cotidianas. Y siendo los carbohidratos, nutriente principal de los cereales, el origen principal de la energía para el organismo, es de esperar que un desayuno que los contenga favorece una alimentación equilibrada.

¿Los alimentos integrales adelgazan?

Muchas personas que se ponen a dieta sustituyen los alimentos refinados por otros integrales con la idea errónea de que éstos aportan menos calorías y que pueden tomarlos sin medir la cantidad. La composición de los alimentos integrales respecto a los refinados, varía sobre todo en el contenido en fibra, vitaminas y minerales, nutrientes que no influyen en las calorías totales del alimento, por lo que se puede decir que tanto los unos como los otros aportan similar cantidad de energía.

Dieta semanal de los Cereales

Cada mañana debe hacer una papilla de cereales que dividirá en tres partes iguales para el desayuno, el almuerzo y la cena. Para no aburrirse sazone la comida siempre de un modo distinto. Es muy importante que beba agua suficiente para eliminar las escorias que dejan los cereales. Puede tomar té y café sin leche, pero con edulcorante.

Los productos de esta dieta se encuentran en tostadurías o tiendas de productos naturales. Si en su ciudad no existen, alterne con avena, germen de trigo, arroz integral y quinoa. Puede perder entre tres y cuatro kilos por semana. No debe repetirse más de una vez al mes.

Día uno

Hierva 140 gramos de arroz integral. Pele 500 gramos de manzana y hierva en poca agua. Mezcle las manzanas con arroz y sazone con limón, edulcorante y una pizca de canela.

Día dos

Hierva 180 gramos de trigo triturado en 3/4 litros de leche y déjelo 20 minutos a fuego lento. Divídalo en tres partes. Para el desayuno mezcle con una taza de leche y edulcorante. Para el almuerzo ponga una cucharadita y media de caldo vegetal granulado. Añada un puerro hervido. La cena es otra vez dulce: mezcle la papilla con un yogur, canela y edulcorante.

Día tres

Hierva 180 gramos de mijo en 3/4 litro de agua y déjelo 40 minutos a fuego lento. Para el desayuno endúlcelo con edulcorante y vierta una taza y media de leche descremada. Para el almuerzo coma el mijo aliñado con caldo vegetal en caluga y perejil picado. Por la noche mézclelo con una manzana rallada, un poco de limón y edulcorante.

Día cuatro

Hierva 60 gramos de trigo, 60 gramos de avena y 60 gramos de trigo burgol en 3/4 litro de agua y déjelo 20 minutos a fuego lento. Para el desayuno agregue una taza y media de leche descremada y endulce con edulcorante. Para el almuerzo agregue media taza de salsa de tomate. Sazone con ajo en polvo y las hierbas a su elección. Por la noche mezcle la papilla con una manzana rallada, canela, jugo de limón y edulcorante.

Día cinco

Hierva 180 gramos de trigo burgol en 3/4 litro de agua y déjelo a fuego lento por 20 minutos. Para el desayuno mezcle con una taza y media de leche y edulcorante. Para el almuerzo caliente en caldo vegetal y sazone con mejorana y orégano. Por la noche puede combinarlo con un yogur, un poco de canela y edulcorante.

Día seis

Hierva 180 gramos avena triturada en 3/4 litro de agua y déjela 10 minutos a fuego lento. Para el desayuno combine con una taza y media de leche descremada y edulcorante. Para el almuerzo caliente en caldo vegetal sazonado con mejorana, ajo en polvo y perejil picado. Por la noche agregue cinco tajadas de quesillo descremado, tres cucharadas de leche, edulcorante y dos pizcas de cacao.

Día siete

Hierva 180 gramos de cebada triturada en 3/4 litro de agua y deje 20 minutos a fuego lento. Para el desayuno vierta leche y agregue edulcorante. Para el almuerzo hierva un puerro en caldo de ave y caliente la papilla en este caldo. Si lo desea, puede sazonar con perejil y pimienta. Por la noche mezcle con una taza y media de jugo de naranjas recién exprimidas, una manzana rallada y endulce con edulcorante.

Volver arriba Volver al Inicio