Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Café...¿una taza de salud?

Café...¿una taza de salud?
Un estudio español publicado en "Annals of Internal Medicine" muestra que tomar hasta seis tazas al día no incrementa el riesgo de morir por enfermedad cardíaca, incluso puede disminuirlo.

La ingesta de café a largo plazo no aumenta el riesgo de muerte temprana, e incluso parece reducir las probabilidades de morir por enfermedad cardíaca, según un nuevo estudio dirigido por Esther López-García, de la Universidad Autónoma de Madrid.

• Investigaciones previas habían arrojado un panorama contradictorio sobre los efectos del consumo de café sobre la salud.

Algunos apuntaban beneficios y otros desventajas. En el estudio que realizaron los investigadores se comprobó que, aún cuando se tomaron en cuenta otros factores de riesgo, como el tamaño corporal, el consumo de tabaco, la dieta y enfermedades específicas, la gente que bebe más café tuvo menos probabilidades de morir durante el período de seguimiento.

Los datos del estudio

Los expertos realizaron el seguimiento a 84.214 mujeres estadounidenses entre 1980 y el 2004, y a 41.736 varones entre 1986 y el 2004, y observaron a personas que consumieron café con y sin cafeína.

No te pierdas de probar el Green Capuccino



Hallaron que el consumo habitual de café (hasta 6 tazas al día) no estaba relacionado con un aumento de la mortalidad entre los participantes de mediana edad. De hecho, los consumidores de café, en particular las mujeres, experimentaron una leve disminución en las tasas de mortalidad por enfermedad cardíaca.

La investigación no revela la existencia de ninguna asociación entre la ingesta de café y la mortalidad por cáncer. "Nuestro estudio indica que el consumo de café no tiene un efecto perjudicial", señala la Dra. López-García, cuya investigación ha sido publicada en "Annals of Internal Medicine". "Parecería que el consumo de café a largo plazo tendría ciertos efectos beneficiosos", añade.

Los participantes respondieron cuestionarios cada dos a cuatro años en los que se les preguntaba la frecuencia del consumo de café, otros hábitos dietéticos, el consumo de tabaco y su estado de salud.

Posteriormente se estudió el riesgo de muerte en el período analizado entre las personas con diferentes hábitos de consumo de café.

El trabajo revela que las mujeres que consumieron 2 o 3 tazas al día vieron reducirse en un 25 % el riesgo de enfermedades cardíacas en el período de seguimiento entre 1980 y 2004.

Además, se registró un riesgo de muerte causado por algo que no fuera cáncer o un mal cardíaco era de 18 por ciento menor en comparación con quienes no consumían café. También se observó una menor reducción del riesgo entre los varones, pero no fue estadísticamente significativa. Además, tomar café descafeinado se relacionó con una leve disminución del riesgo de muerte por cualquier causa, indicó el equipo.

Volver arriba Volver al Inicio