Warning: embed_me.html could not be embedded.
Una asignatura pendiente: La Alimentación
Sección - Nutricion >>

-
Enseñar a un niño a comer bien o mal es una tarea que los padres deben acometer desde el principio.
-

No se trata sólo de dar a los bebés leche y luego ir introduciéndoles las verduras, la carne y el pescado cuando mande el pediatra, se trata de inculcarles una verdadera cultura en alimentación para que crezcan sanos y que además lo hagan conscientemente. Esta es la única forma que existe para que cuando sean mayores no tengan trastornos alimenticios y estén siempre en el peso que deben estar.

Los niños deben ser educados en la creencia cierta de que una golosina o un capricho, por ejemplo un bollo de fabricación industrial, son una excepción. Y se les debe explicar por activa y por pasiva que estos alimentos son malos para su salud.

Alimentos y costumbres alimenticias que nunca deben faltar en su dieta.

No decimos que haya que obligarles a tomarlos todos si no les gustan, pero si que poco a poco, con paciencia e imaginación, los padres deberíamos ir haciendo que los prueben y los vayan comiendo. El día que tu hijo se coma una pera porque le apetece o diga que ricas están las judías habrás ganado la batalla. Otra cosa, como en cualquier otro campo, los hijos imitan a los padres, si tu no comes verduras ni frutas no esperes que ellos lo hagan. Y no hace falta decir que cuanto menos alcohol se beba delante de un niño, mejor.

Desayuno: comida del día que por ancestral costumbre peor se hace en España. Y probado está que el desayuno influye en el estado de ánimo y energético del resto del día. Lo perfecto para que un niño afronte la mañana escolar es: fruta o zumo natural, pan o cereales y leche o yogur.

Proteínas: Sus cuerpos en pleno esfuerzo de crecimiento las necesitan a diario. Las encontrarás en la carne magra, pescado, queso, pollo o legumbres. De todas formas, hay que intentar que la cantidad de proteínas diarias siempre sea menor que la de hidratos de carbono.

La proteína del huevo: hacemos un caso aparte con el huevo ya que es el único alimento que contiene todos los nutrientes básicos que el cuerpo necesita. Pero no le des más de dos o tres a la semana.

Hidratos de carbono: Presentes afortunadamente en los alimentos que más gustan a los niños. La pasta y la patata, de digestión lenta que aportan energía durante más tiempo. El arroz, los cereales y las legumbres, imprescindibles para su crecimiento, les aportan fibra y fuerza. Los hidratos deben estar todos los días en su dieta.

Grasas: Aunque con mala prensa porque aportan “kilos más” son insustituibles en la nutrición de un niño, eso si, deben ser de calidad: el aceite de oliva, el pescado, los frutos secos y el queso.

El calcio: Probablemente, lo más importante para que sus huesos se formen correctamente. Todos los días y varias veces a lo largo de él el niño debe beber leche o comer queso o yogur, este último además, le protege la flora intestinal. Pero procura que no sean los super azucarados o sucedáneos encubiertos de yogur.

Las frutas y verduras: Los alimentos que normalmente dan más problemas para que gusten a los niños pero que no debemos dejar de darles. En realidad, al día deberían tomar cinco raciones de algunos de ellos. Intenta llevar frutas fáciles de comer al parque o cuando salgáis de casa para dárselas entre horas cuando tenga un ataque de hambre, ya que las vitaminas que aportan las frutas son muy parecidas a las de las verduras y normalmente gustan más.

En España, las ingestas recomendadas de energía son iguales para niños y niñas hasta la edad de 9 años. A partir de los 10 años se dará recomendaciones separadas para varones y hembras.

Requerimientos Nutricionales

Los requerimientos nutricionales están calculados en base a unas kilocalorías medias. Éstos, no pueden aplicarse a nivel individual mas que como punto de referencia.

Los nutrientes presentados cubren los requerimientos de prácticamente todo el grupo al que pertenecen (sexo y edad).

Nutrientes e ingestas de energía recomendadas.
sexo y edad
energía (kilocal)
proteínas (grs)
calcio (mg)
hierro (mg)
niños y niñas
1-3 años
1.250
23
800
7
4-5 años
1.700
30
800
9
6-9 años
2.000
36
800
9
niños
10-12 años
2.450
43
1.000
12
13-15 años
2.750
54
1.000
15
16-19 años
3.000
56
1.000
15
niñas
10-12 años
2.300
41
1.000
18
13-15 años
2.500
45
1.000
18
16-19 años
2.300
43
1.000
18

La comida de mediodía aporta un 35% aproximadamente de la energía total que el niño requiere al día.

La mejor forma de comprobar si un niño come lo suficiente es seguir su peso corporal y su altura a lo largo del tiempo.

Alimentos que se Deben Evitar

En el otro lado de la balanza están los alimentos especialmente nefastos para la alimentación de un niño, sobre todo si se acostumbra a comerlos a diario. Son los siguientes:

Chuches y gominolas: aportan azúcar y grasa que no sirven para nada. Pican los dientes. Tampoco son buenas las chocolatinas con caramelo, galleta y toda clase de azúcares extras. Una cosa es el chocolate con leche de toda la vida y otra esta clase de chucherías.

Las patatas de bolsa: aportan grasas poco aconsejables, sodio y calorías.

Los bollos industriales: le estás dando grasas saturadas e hidrogenadas, azúcares y colorantes. Un cóctel bastante explosivo.

Los refrescos: Contribuyen activamente a la obesidad infantil, por no hablar del sistema nervioso si tienen cafeína o de las caries por la gran cantidad de azúcar que contienen.

Los zumos de frutas de bote: Una cosa es tomarse uno de vez en cuando y otra sustituir a los naturales por estos embotellados. Normalmente no pasan de tener un 10% de jugo de fruta, el resto es azúcar y agua.


ARTICULOS RELACIONADOS
Alimentación Saludable para Niños

Warning: embed_me.html could not be embedded.

Warning: embed_me.html could not be embedded.
Warning: embed_me.html could not be embedded.