Cocina & Salud > Fitoterapia

Analgésicos naturales para el dolor

Analgésicos
Usted dispone de alternativas naturales para combatir el dolor; desde ayudarle a aliviar el síntoma hasta mejorar la causa de la enfermedad, si se realiza el tratamiento indicado y con seguimiento médico.

Aliviar el dolor que se padece en ciertas enfermedades o situaciones es una de las prioridades para las personas que lo sufren.

Uno busca respuesta en los analgésicos alopáticos, pero desconocemos que hay muchas alternativas naturales para tratar el dolor y no tienen efectos secundarios. Pero primero repasemos por qué se da el dolor y cómo funcionarían los remedios generales en nuestro cuerpo.

¿Qué es el dolor?

El dolor es una respuesta de nuestro organismo frente a una enfermedad o lesión. Podría decirse que el dolor es subjetivo ya que todos respondemos de diferente forma a un estímulo similar, y nuestro umbral de dolor difiere a su vez de persona en persona.

También tendría la función de alarma, ya que nos indica que algo no anda bien en nuestro organismo, puede ser un tumor que presiona un nervio o alguna lesión a atender. Dado que nadie desea quedarse en “estado de dolor”, se puede acceder a una serie de analgésicos naturales que es otra opción a los remedios alopáticos y que pueden ser muy útiles.

Alivio natural del dolor

La naturaleza nos brinda varios analgésicos naturales que podemos aprovechar para tratamiento, aquí va una lista de 9 de ellos:

Jengibre: Para las migrañas, dolor de cabeza, dolores menstruales, también para aliviar las náuseas. Consiga Jengibre gotas -CLICK AQUÍ-

Tallo de Sauce: Analgésico natural. Contiene salicina, el mismo compuesto de las aspirinas. Se recomienda consumirlo hirviendo una porción de la corteza y beber el líquido cada ocho horas.

Lavanda: Excelente para el dolor de cabeza, especialmente el de origen tensional.

Aceite de menta: Se usa para hacer masajes en las zonas de dolor y es sedante.

Valeriana: Es relajante, ayuda en dolores tensionales y es antiespasmódico. Consiga Valeriana gotas -CLICK AQUÍ-

Graviola o guanábana: Además de ser anticancerígena, es sedante y antiespasmódica. Consiga Graviola -CLICK AQUÍ-

Uña de Gato: Tiene acción antiinflamatoria, se usa especialmente en enfermedades reumáticas. Consiga Uña de gato gotas -CLICK AQUÍ-

Noni: Conocido como “árbol anti-dolor”. El noni tendría una acción que promueve la auto-curación del cuerpo, dado que normaliza la función proteica irregular e influye en la función cerebral que está relacionada con los centros de dolor. El Dr Heinicke dice que el noni alivia los estados de dolor debido a una sustancia llamada xeronina, relacionada con los receptores de endorfina. El alivio del dolor con el noni tiene una efectividad de entre un 75% y un 85%. Además, la xeronina potencia la producción de proteínas catalíticas, encargadas de transportar las células muertas y los desechos. Esto favorecería una mejora en artritis y reuma. Consiga Noni cápsulas -CLICK AQUÍ-

Apitoxina: La apitoxina es el veneno de las abejas y se ha utilizado por su capacidad analgésica por más de 3000 años. Es más potente que la betamentasona. Contiene histamina lo que hace que el mismo organismo genere su propia histamina, y como tiene propiedades vasodilatadoras, ayuda a regular la presión arterial y mejora la circulación incluso en zonas como el hueso y cartílago, que es más difícil de irrigar. Por otra parte, facilita la eritropoyesis, pues estimula la hipófisis y las suprarrenales, lo que segrega cortisol plasmático y esto mejora la respuesta del organismo. Consiga Apitoxina en cápsulas -CLICK AQUI-

Aceite de Cáñamo: Es el aceite obtenido de las semillas del cáñamo, para consumo alimenticio. Su extracción es en frío para no destruir sus propiedades con altas temperaturas. Reduce la sensibilidad al dolor, es antiinflamatorio y revierte otros síntomas. Consiga Aceite de Cáñamo -CLICK AQUI-

¿Qué más hacer para calmar el dolor?

Puedes complementar el tratamiento con otras alternativas para reducir el dolor.

Es muy recomendable la acupuntura, que sería la aplicación de agujas en los meridianos de las zonas afectadas por el dolor. La aguja bloquea el meridiano, disminuyendo o a veces hasta deteniendo el dolor.

Otra terapia recomendable es el calor o el frío, pero habría que ver la acupuntura, en esta terapia se pone la aguja en el meridiano que tiene que ver con la zona afectada por el dolor, la aguja bloquea el meridiano el que disminuye o incluso a veces detiene el dolor. También, se aconseja las terapias con calor y frío. Algunos dolores se tratan con calor y otros con frío, por eso es importante que el médico le indique en qué casos se aplicarían cada cual.

Aliviar el dolor relajando el cuerpo con masajes es una buena opción.

Se recomienda la hipnosis para tratamiento de dolor ya que puede aliviar sin interrumpir las actividades diarias de la persona.
Servicio de Hipnosis en Chile -CLICK AQUÍ-

Recuerde que los tratamientos deben estar supervisados por su médico para que el alivio del dolor sea efectivo y mejore la enfermedad que lo provoca.

Volver arriba Volver al Inicio