Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Almorzar con jugos y bebidas

Almorzar con jugos y bebidas
No se sabe en qué momento de la vida humana comenzó la costumbre de agregar un refrescante líquido al almuerzo.

• Por el Dr. Yang Hsiao especialista Medicina Tradicional China para Alimentacion-Sana.org

Pero no deja de ser un disfrute en la ceremonia del almuerzo. Es conocido en las grandes obras de arte de la antigüedad ver escenas de comidas acompañados de un vaso o una copa de algo, en diferentes civilizaciones. La pregunta que hoy surge, ¿es saludable acompañar el almuerzo con un jugo o bebida?, sabiendo que no siempre lo delicioso es bueno, y muchas veces lo bueno no es saludable.

Es sabido que la sopa es considerada como comida, por su consistencia, preparación y sabor. En cambio el jugo y la bebida son algo diferente, desde el aroma, el sabor hasta la temperatura.

Si nos ubicamos dentro del tubo digestivo, a lo largo de todo su trayecto, está cubierto por diferentes tipos de mucosas, algunos son lisos, otros son arrugados, otros tantos están compuestos por diferentes formas de vellosidades diminutas. Estas mucosas son superficies que están expuestas a lo que comemos, por lo que tienen temperatura apropiada para favorecer las reacciones físicas y químicas que forman parte del proceso digestivo.

Los buenos habitos alimenticios

La temperatura corporal tomada en la boca es de 36º a 37º de promedio, por lo que es lógico pensar que en el resto del tracto intestinal sea de mayor temperatura, lo cual favorece la mantención de la flora intestinal activa, y equilibrada, la descomposición de los virus que entran a nuestro organismo por diversas vías (oral, respiratoria y sanguínea). Una alteración prolongada de esta temperatura en el tracto digestivo, altera los procesos digestivos, altera el mecanismo de la defensa, el equilibrio en la flora intestinal, e incluso, los movimientos intestinales ya que modifica el flujo sanguíneo de la mucosa, y cambia el pH del medio interno.

Y si consideramos además, que los jugos industrializados y las bebidas gasificadas presentan un pH netamente ácido, incluyendo algunas de las aguas gasificadas de renombre, no es difícil imaginar el cambio que podría suceder en el tubo digestivo. Estos cambios no suceden de igual manera con los jugos vegetales naturales a temperatura ambiental recién exprimidos, sin azúcar. Un exceso de azúcar, o más allá de 1 hora de exprimidos, la oxidación y descomposición de sus componentes nutricionales hace que sea también una bebida ácida, por más natural que fuese.

Entonces no es difícil concluir qué es lo bueno y qué es lo malo. Las diferentes culturas milenarias y disciplinas de salud concluyen que uno es el resultado final de lo que se come. Eso incluye lo que uno bebe diariamente. Un vaso de algo que acompaña el almuerzo, puede tener significado en el futuro si lo repetimos a diario. Esto es ya sea para lo bueno (un estado saludable) como también para lo malo (la aparición de una enfermedad).

Una buena alimentación pierde el sentido si no hay una buena digestión. Y una buena digestión depende de un buen hábito alimentario.

¡Que disfrute su almuerzo!

Volver arriba Volver al Inicio