Warning: embed_me.html could not be embedded. El Microondas Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

El Microondas

.
1
Subtítulos
¿Qué ocurre con las vitaminas y los minerales?
¿Es saludable o no?
Ventajas y desventajas
En resumen
Pocas son las cocinas que no poseen hoy en día un horno de microondas.

Puede calentar una taza de leche, cocinar un sabroso tentempié o descongelar el pollo que se servirá en la comida del domingo. El microondas, presente en casi todos los hogares europeos, es una tecnología relativamente novedosa.

En un entorno social en continua evolución como el actual, en el que las mujeres disponen de menos tiempo para preparar los alimentos, este aparato resulta todo un hallazgo.

El microondas es capaz de guisar tanto los platos de elaboración tradicional como el sinfín de comidas precocinadas disponibles en el mercado. A pesar de ser un invento bastante moderno, se ha convertido en un electrodoméstico corriente.

¿Cómo funciona?

Las microondas pertenecen a la gama del espectro electromagnético y su frecuencia se sitúa entre los rayos infrarrojos y las ondas de radio y televisión. Durante la Segunda Guerra Mundial, los científicos observaron que esas microondas podían usarse con otros fines, además de aplicarse a los sistemas de comunicación.

Desde entonces, esa tecnología incipiente ha ido evolucionando, hasta transformarse en un electrodoméstico moderno de uso culinario. En la cavidad del horno hay un magnetrón que convierte la energía eléctrica de baja frecuencia en microondas de alta frecuencia y difunde esa energía concentrada a través de ondas que se introducen en los alimentos. La energía produce una trepidación de 2.500 millones de vibraciones por segundo en la comida y ésta se calienta debido a la rotación de sus moléculas de agua.

A tener en cuenta...

Al preparar cualquier alimento, ya sea de forma tradicional o mediante el microondas, los consumidores deben seguir las instrucciones que figuran en el envoltorio de los mismos y asegurarse de que la comida está bien cocinada. La penetración de las microondas depende de la densidad del comestible. Por ejemplo, los alimentos como la carne picada o el puré de patatas se cuecen mucho más rápido que una chuleta o las patatas enteras, que son mucho más densas.

A menudo observarán que la comida cocinada en el microondas tiene unas zonas calientes y otras más frías; esto se debe a que la energía se difunde de forma desigual. Para optimizar la distribución de la energía, se utilizan utensilios para remover o platos giratorios que cambian de posición los alimentos. Los microondas calientan la comida de afuera hacia adentro. Los productos pequeños se cocinan más rápido que los grandes. Por esa razón, se recomienda que las porciones más densas se coloquen hacia el exterior de la bandeja y las menos densas y voluminosas, en el centro. Una sola porción se calentará más rápido que varias juntas, ya que el tiempo de cocción es mayor cuando la energía se tiene que dividir entre varias porciones.

¿Qué ocurre con las vitaminas y los minerales?

En ciertos casos, los alimentos cocinados en el microondas conservan más vitaminas que los guisados de forma tradicional. Esto se debe a que, al utilizar el microondas más energía, la cocción requiere menos tiempo. Por su parte, los minerales no se destruyen con el procesado de la comida, aunque sí pueden perderse con el agua de la cocción o con el jugo que desprende la carne.

Se han realizado estudios en los que se han guisado de forma convencional y en microondas distintos tipos de verduras, durante diferentes lapsos de tiempo. Se observó que, fuera cual fuese el método de cocción, el contenido en mineral apenas variaba. Cocinar en el microondas no supone ningún riesgo y, además, contribuye a ahorrar tiempo y energía. Lo que en su momento fue un hallazgo de la tecnología de vanguardia, se ha convertido hoy un electrodoméstico de uso cotidiano.

¿Es saludable o no?

Los que están a favor argumentan que han hecho muchos estudios y que todos demuestran que es inofensivo para nuestra salud.
Los que están en contra, por supuesto, también presentan sus estudios.

Lo cierto es que cada vez hay más personas que los utilizan.
Donde todo el mundo está de acuerdo es que la mayoría de efectos negativos y accidentes vienen ocasionados por un mal manejo

Precauciones y uso

Si compramos un horno microondas lo primero que hemos de hacer es leer a fondo los consejos y modo de usarlo. Es el único modo de evitar accidentes, quemaduras y sacarle más partido a este electrodoméstico.

Veamos algunos consejos:

Es muy importante no cocinar alimentos como los huevos sin pincharlos o abrirlos antes ya que suelen reventarse y podrían explotarnos a la cara si abrimos en ese momento.
Vigilar a la hora de calentar alimentos que vayan cerrados dentro de latas o envases cerrados ya que también pueden explotar.

A la hora de limpiar el microondas no usar sustancias abrasivas o detergentes fuertes ya que estropean su correcto funcionamiento.

Cuidado a la hora de calentar agua, leche, café, té o preparar algún tipo de infusiones de plantas ya que como el agua nunca llegará a hervir dentro del microondas, acostumbramos a ponerle mucha potencia y puede producirnos alguna quemadura al abrir el horno. Es por ello que algunos expertos recomiendan no calentar a alta temperatura ningún líquido.

Cuando cocinemos verduras y frutas hemos de vigilar que la cocción vaya en relación con el volumen de lo que vayamos a preparar y no del tipo de alimento. Si no seguimos este consejo sólo conseguimos pasarnos de tiempo y que los alimentos pierdan parte de sus nutrientes.

A nivel nutricional, muchos especialistas dicen que como se cocina y descongela con menos tiempo la pérdida de nutrientes es menor.Para recalentar la comida hemos de tener en cuenta que si queremos que no se enfríe rápidamente (sobre todo si son platos grandes) deberíamos revolver la comida una o dos veces mientras la recalentamos. Otro buen consejo es no abrir la puertecilla nada más sonar el timbre o alarma. Si esperamos un minutito más el alimento se mantiene caliente más tiempo.

No conviene cocinar piezas grandes de carne o pescado ya que corremos el riesgo de que no se cocinen homogéneamente. Si no hay más remedio, pues pondremos la mitad de potencia durante más rato.

Hay que vigilar que los recipientes en los que vayamos a cocinar sean aptos para hornos microondas.

Ventajas y desventajas

Antes, los primeros microondas tenían fugas más rápidamente y por ello se solía recomendar a las personas con marcapasos no estar cerca de estas ondas. Desde hace unos años parece que estos problemas ya han desaparecido (leer las instrucciones de nuestro horno).

Si calentamos los biberones o mamaderas para bebés hemos de vigilar muchísimo ya que a menudo por fuera parece que está tibiecito y por dentro la leche esta casi hirviendo. Algunos expertos dicen que puede haber pérdida de algunos nutrientes de la leche.
De todos modos, sea cierto o no, no nos cuesta nada dedicarle un segundito a calentar de forma tradicional la leche de nuestros hijos.

Hay científicos como Hans Hertel que han hecho diferentes estudios para demostrar como los microondas SI que perjudican nuestra salud.

Aisló a varios voluntarios en un hotel y se tomaron muestras de sangres a cada voluntario antes de comer. Unas personas tomaban alimentos cocinados o calentados con microondas y otros con la cocina de gas. Luego se tomaron muestras de sangre después de comer o beber los alimentos.

El afirma que descubrió cambios significativos en la sangre de los voluntarios que consumieron los alimentos cocinados en el horno microondas. Observó cambios en los valores de la hemoglobina y del colesterol y también fue diferente el modo en que disminuyeron los linfocitos después de las comidas.

Finalmente expone que ya que las ondas microondas están basadas en el principio de corriente alterna esto provoca que los átomos, moléculas y células sean golpeadas por una fuerte radiación y se llegue a invertir su polaridad 1 a 100 mil millones de veces por segundo. Es todo lo contrario que calentar la comida de modo natural en que el calor se transfiere desde afuera hacia adentro. En la cocina por microondas todo empieza al revés, desde dentro de las células y esto deformaría la estructura de las moléculas.

En resumen

Seguramente, a falta de más estudios sobre el tema, el horno microondas no es ni tan malo ni tan bueno como lo pintan pero nuestro consejo es que lo utilicéis con mucho cuidado y lo menos posible.

La verdad es que para calentar o descongelar cosas es muy práctico ya que va muy rápido. Lo malo es que en este mundo de prisas el microondas "ayuda" a que seamos aún menos conscientes de la alimentación. Se pilla cualquier cosa, se calienta y se engulle a toda velocidad para continuar corriendo el resto del día. En cambio si nos tomamos la cocina como un espacio para relajarnos, para charlar con nuestra pareja, incluso para que colaboren los pequeños e ir educándoles a la vez sobre alimentación, el resultado es totalmente diferente.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-